sábado, 30 de junio de 2018

MARÍA GRANATA


Imagen relacionada



Soy la desgarradura


Soy la espesura
gozosa y sufriente. Soy esta sal unánime.
Cuidad que mi sueño permanezca vivo
porque en él se hace el día.
Cuidad mi desnudez:
he abandonado alegres vestiduras
de vellones calientes como axilas,
de vástagos silvestres.
Mi desnudez posee la furia
de una exhalación,
y es sólo eso.
Llevo la dimensión de una violenta
ala arrancada.
Soy la desgarradura.
Cuidad del poder de mis diferencias
y mis contradicciones.
Soy la espesura de lo diferente.
He salido del humus
despojando a un ángel,
y he cubierto de frutos la negación,
mi paso arrasa lo perecedero,
mi paso que es siempre la mitad de un paso.
Desde el comienzo supe
que la carne de todos era mi carne,
que mi unidad estaba repartida.
Soy el hombre,
y sólo soy una parte del hombre.
¿Quién posee la otra faz de mis manos?
¿Quién llorará mi última lágrima?