domingo, 12 de marzo de 2017

RAÚL ARTOLA


La imagen puede contener: 1 persona
                            /photoAQUÍ


ENSUEÑO

De pronto la vi
a miles de kilómetros
doblada
con las rodillas
en sus pechos
gozada y gozosa
bella e inquieta
a miles de kilómetros
con un pañuelo
en la boca la vi
para que sus padres
no la escucharan
gemir.



FRANCISCO BITAR


La imagen puede contener: 1 persona, sentado, tabla e interior
                           /photoAQUÍ/


EN EL CANASTO


De chico yo pensaba
que todos los tipos
sentados en una plaza
eran mi viejo.
Me lo contó mi vieja
cuando él murió.
Ella me traía en bicicleta
de su trabajo en el frigorífico
porque en ese momento
no tenían con quién dejarme
y yo me daba vuelta en el canasto
y miraba a los hombres en los bancos,
hombres que a mediodía
se fuman el último pucho
antes de volver a casa
o pasan de noche por el bar
a tomarse una cerveza
y miran la ciudad por la puerta
a través del cartel de abierto
que dice cerrado para adentro.


                   de THE VOLTURNO POEMS (Ivan Rosado, 2015)


FERNANDO CALLERO


imagen



Una cacería rápida


En ayunas salgo a ver amanecer
todavía están prendidas las luces del Centro
Armo un bigote rubio de tabaco y fumo
contra el aire frío
Los pastos congelados, el tanque de oxígeno
Las cabañas familiares alineadas
contra el cerco de pinos negros
Pasa un ordenanza, saluda: buen día
está muy desabrigado
Se apagan las luces y se abre el resplandor
Dos calandrias gordas picotean deshechos
mi nervio adormecido. Toda la noche
de un tirón soñando con un hombre
que me quiere vender matas perfumadas
para ahuyentar los mosquitos
cuando arrimo la nariz, se desperezan
Son animales extraños
que hay que domesticar
Yo los rechazo, son mamíferos
no sabría qué hacer con ellos
Servirles la leche temprano
para que no se vuelvan locos
y empiecen a destruir con sus hocicos
la tranquilidad


/fernando-callero-versos-de-un-agradecido