sábado, 6 de mayo de 2017

HERMAN DE CONINCK


Resultado de imagen para HERman de coninck



SOLO TENGO DOS CLASES DE FOTOS


Sólo tengo dos clases de fotos en las que apareces sonriendo:
en unas sales con tus hijos, hasta que tienen unos ocho años,
y en las otras con tus nietos. (El mayor ya ha cumplido los trece
pero todavía no está en la edad rebelde, buena gente.)

Lo acontecido entre unas fotos y otras puede apreciarse
en los cinco frascos homeopáticos que guardas en tu botiquín,
provistos de primorosas etiquetas: «miedos», «depresiones»
(dos), «aprensión», «pánico». Dramáticos

combates recurrentes de tres gotitas contra el mar.
Seguiste siendo maestra. Un señor mezquino
pero en mujer. Creíste perder todos los días
un poquito durante veinte años seguidos
era menos terrible que perderlo todo de una vez.

Y luego, con algo pequeño en brazos, volviste
a sonreír. Después de todo lo que a lo largo de la vida
te había resultado demasiado grande. Así, en la foto de bodas
de tu hija, te yergues veciendo tu dolor de espalda,

bien derecha, como un clavo torcido al que hubieran
enderezado a martillazos. Y sonríes, tras la muerte
de tu marido, tus hermanos, tus hermanas, tus amigos
—una lista que parecía hacerse interminable—
como sonríen los cristales rotos bajo el sol.

                                Trad. Diego J. Puls


 Imagen relacionada