sábado, 14 de enero de 2017

HEBE UHART


Uhart


Una se va quedando

Justo a mí me tenía que tocar; porque me pasan todas.
Volvía de una reunión en el pueblo donde remueven los perendengues de abajo para arriba, que las actas volantes,
que el registro anual de matrícula... Si
yo tengo veinte alumnos y los veo venir desde una legua. Y después ellas me miran desde los pies hasta el turbante, no

soy turca ni hice…pdf