miércoles, 24 de mayo de 2017

ORLANDO VAN BREDAM


Imagen relacionada


Teoría y práctica


I

No todo era así como pensábamos:
el futuro entre fuegos de artificio
y la luna al alcance de las manos.

Porque no todo era así, fue necesario
ir acomodando los pedazos:
el corazón en su trinchera, los ojos fijos
en la ruta fija,
los dedos sin temor, siempre lavados,
y el alma, si es que existe, en otra parte.

No todo era así pero no es malo
vivir lo que se vive sin recetas,
sin nada ni nadie que nos diga
dónde comienza la sed y dónde acaba.


II

¿Y para qué sirve una poesía?
¿para qué, si no acerca una luz al desconcierto,
una mínima luz,
un mínimo escalón donde pararnos
para entender el mundo
y ejercitar la cólera o el júbilo o el grito, en fin,
lo que se pueda, amigos?

Ciertas poesías no sirven para nada.
Ninguna poesía sirve, en realidad.
Es la vida la que sirve a la poesía,
a esta esquiva diosa de lo ambiguo
y a su enfermizo esplendor y a sus horrores.


Resultado de imagen para Orlando Van Bredam

Resultado de imagen para Orlando Van Bredam

Resultado de imagen para Orlando Van Bredam


HUGO FOGUET


Resultado de imagen para hugo foguet


RETRATO DE UNA DESCONOCIDA


Has vuelto a sonreír,
a quitarte el mechón de pelo de la frente.
Pero no recuerdo dónde estás.
El paisaje
que flota por encima de tu hombro
me es extraño
y sé que tus ojos
están viendo cosas que mis ojos,
todavía, no pueden ver.
Dime: cuánto tiempo atrás
me falta recorrer para encontrarte
y caminar juntos
coincidiendo en las mismas calles,
aulas,
    museos,
         esquinas,
                teatros circulares,
drugstore de la calle 59,
recova de Oaxaca,
barcos,
        soledad.


                       Obra poéticaEdiciones del Dock Facultad 
                       de Filosofía y Letras - UNT2010



NATY MENSTRUAL


Resultado de imagen para NATY MENSTRUAL


COMO MATARTE


Estuve toda la noche pensando en como matarte
a lo mejor uso un revólver
nuevo
flamante
y con las balas necesarias para hacerte mierda.
Pero no.
Demasiado rápido.
Demasiado fácil.
Me encantaría que después de muerto
pudieras recordar el preciso instante
donde te diste cuenta que iba a hacerte boleta.
Pensé en irte a buscar a la salida del trabajo
y atropellarte con el auto.
Pero después caí a tierra
y me acordé
que sos un desocupado
y el auto lo tengo en arreglo.
Pensé pensé y pensé
en ahogarte en la bañera
como a Glenn Close en atracción fatal
hasta que dejaras de escupir burbujas
por la boca.
Volarte la cabeza
como John Travolta al pobre negro
que iba en el asiento de atrás
en tiempos violentos.
Pero no.
En un segundo entendí,
que lo mejor,
era dejarte seguir viviendo
en este mundo de mierda.
está bien está bien…
me hiciste mal…
pero yo también lo debo haber hecho.
hasta hace poco andaba colgada
pensando en vos
todo el maldito tiempo
sin hacer ningún puto esfuerzo.
Pero me revelé a pesar
de mi amarga obsesión
y estoy pudiendo.
Te maté en mi interior
Te veló mi corazón
te borré de mi cerebro.
Hoy ya me da lo mismo
y ya casi ni te recuerdo
me deshice de todo lo que no me sirve
y a decir verdad…
pensar en vos…
a decir verdad…
ya es perder el tiempo.



MARK MILROY


RETRATOS 



Glen y Kelvin
                  GLEN Y CALVIN



RON PADGETT


Resultado de imagen para ron padgett


PRÍMULA AMERICANA


Nada es
como tú crees
que va a ser.
Toma esta pequeña flor
de mí, y déjala ir
hacia la forma en que la piensas.
Y entonces ella crece
y es el rostro
de la vaca Daisy hablando,
mi joven abuela
creciendo y vistiendo
una enagua rosa que cayó
desde el cielo que estaba
celeste y puro
sobre todo el sitio
que llamabas hogar
mientras se movía
desde abajo tuyo
en la lenta
rotación de la esfera
que llamas estrella,
flor, mente.


             Trad. Diego L. García y Tito Manfred



miércoles, 17 de mayo de 2017

CARO GARCÍA VAUTIER



                                           aquí

Entre los pliegues de un papel, crepé


                                    a Eduardo Espina


no recuerdo dónde está enterrada mi madre

no sé qué hay de cierto de filigrana disgregándose
solapado el ladrido de esa nena envuelta
aún el hueco en la arena permanece intacto

no recuerdo dónde

a quién debo lo que hace falta?
a la noche que sigue delante por cubrir la desnudez
los delantales de lo incierto

pero lo que avanza es tu carencia
rutilante abierta
a las inclemencias del tiempo
que te detiene y viste
una dádiva en la oscuridad

dónde está?

desaforada en lo que huele de ser ondulaba
crepitando en círculos desoí

el crujido animal

cajita  rota  el salto
equilibro hojas trizas revuelo
patadas costras de papel arrugado
increpan

enterrada?

cómo distraer de lo alto?
si orificios delatan anfibios resaltan
si puente atraviesa ponte decrece
acróbata dispersa  dispara

lo que acribilla, te vuelve criminal?
malcriada en el brillo
dolida

recuerdo madre?

quito una pena que apelmaza lo hondo
no hago pie en el sentido, trastabilla
agazapa encalla en tu costado
filoso chilla, tajos en el pan
erosionado, amuchás los gajos esparciéndolos
un salpicón de migajas
tu cuerpo, la palabra incorporada

recuerdo está dónde?

cóncavo mirar trastoca el caparazón
sin razón ni escapatoria
sólo el roce de ser introvertido el mar
expulsando las razones en humos disolviéndolas
ya no las acapara

no había plegaria ascensor sino palpitaciones
                                   leves
salvar las distancias nunca fue mi fuerte
una abertura o
me abducía
lo intrépido de ser desigual:

la discrepancia



martes, 16 de mayo de 2017

BLANCA LEMA


Imagen relacionada


BLANCA LEMA HABLA DE SU NOVELA CONTRADANZA, PUBLICADA POR PARADISO


Danza butoh y lenguaje poético radical


La poeta, novelista, guionista de cine y performer narra la historia de una estrafalaria profesora de butoh que vuelve a salir a la calle tras dos años de encierro. “En esta danza, sentir no es suficiente, sino es ser. Hay una exigencia de bailar desde el alma y desde el hueso”, explica.
“Yo estaba dispuesta a poner el cuerpo en esta novela, a hacer esa ofrenda”, afirma Lema.
“Yo estaba dispuesta a poner el cuerpo en esta novela, a hacer esa ofrenda”, afirma Lema.


Por Silvina Friera



 “Sobrevivir no fue nunca para mí una victoria”, dice Pirina, una estrafalaria profesora de danza butoh que, después de dos años de encierro voluntario, sale a la calle para ayudar a un hombre, que ella cree que cayó a un pozo. En ese volver asomarse al pulso de lo cotidiano entra otra vez en un estado de máxima conmoción, como… /danza



HUGO LUNA


La imagen puede contener: 1 persona, interior


Frida

Lo amputamos casi todo
Algunas cosas
Entraron en ese cono
De aceptable duda
Como a una sombra
Que lo iluminara
Nosotros no
Nosotros no entramos
No por la puerta imponderable
De la razón
Nos alejamos de lo repetitivo
De la anécdota del bar
De la feria del arte
De la furia del dogma
Y del mandato
Te veo mover bella
En la cadera de la mariposa
En el vuelo del dolor
Tu mirada me atraviesa
Como tu pasamanos
Me da pasaje a vos
A voz
A lenguaje
Hablo como quien soy
Un hombre grande
Y vencido
A tus pies
Me veo
Como a una paloma
Agitada en su destino de fuego
Incendiado me veo

En el espejo de tu cadáver


sábado, 13 de mayo de 2017

IVO BARROSO


Resultado de imagen de ivo barroso

DESPOJAMIENTO

Eliminé el exceso de paisaje
simplifiqué toda decoración
retiré cuadros flores ornamentos
apagué velas copas mantelitos
y la música

Expulsé la inutilidad del discurso

En la mesa de madera
desnuda
apenas dos platos blancos
sin cubiertos
El banquete será tu presencia.
                  
                       Trad. Osvaldo Picardo