lunes, 11 de abril de 2016

HUGO CAAMAÑO




Sin testigos


Me aparto.
Me estremezco.
La cabeza
Ya demasiado madura cae al fondo.

Me desagoto de años y recuerdos.
Abandono el país.
Quemo el idioma.

Arráncame mis padres de la ingle.

Aparto como unas ramas melancólicas
Mis huesos con la mano.

Me voy hacia otra cosa,
Hacia otra cosa.

Aquí no hay tanta luz.

Aquí descanso.