miércoles, 13 de enero de 2016

ROLAND GIGUÈRE




Ante lo fatal


Ante las ruedas rotas de un viaje imaginario
      yo te decía: abramos el mar

ante la espada desnuda sembrada de estrellas
      yo te decía: habito la corola

ante el espejo oval de tu belleza
       yo te decía: confundamos la hoguera

ante el día que pasaba entre tus labios
      yo te decía: una hora más de fiebre

ante el furor que aullaba en el balcón
      yo te decía: el verano

ante los flagelos que se pudrían en nuestra puerta
ante el rojo bárbaro de la cohorte
ante los gestos pesados de los testigos
ante las líneas rotas de nuestras manos


yo te decía siempre lo maravilloso fácil.


                      Trad. Aldo Pellegrini