viernes, 15 de enero de 2016

AURELIAN TOWNSHEND



Aurelian Townshend


VICTORIA DEL AMOR


Victoriosa belleza, aunque pueden tus ojos
ejércitos subyugar,
y es por ello improbable que se ufanen
de lograr otra presa,
no desprecies ni un solo corazón.

Vino solo, pero sin embargo tan armado
con el amor primero, que osaría jurar
que donde esta coraza secreta fuera usada,
y con los caracteres de la belleza encantado,
podría haber huido ileso.

Mas ni un pecho de acero o de piedra
escudo puede ser a tus miradas,
ni puede una belleza menos divina
por otro corazón ser largamente poseída,
donde tú buscas algo.

Tu Conquista de mí
asaz pequeña es; mas con respecto
a aquella que mi Amor protegió,
si revelado fuera, merece ser
tenido por Victoria.


               Versión de Enrique Caracciolo Trejo


              De Los poetas metafísicos ingleses del
                      Siglo XVII, Assandri, 1961