martes, 22 de diciembre de 2015

UMBERTO SABA





Partida de aeroplanos

Van allá donde el cielo es azul neto,
donde las nubes se ven abajo.
Quien queda en tierra agita su pañuelo.


Pasiones

Están hechas de lágrimas y sangre
y de algo más aún. El corazón
late a la izquierda.


                              Trad. Rodolfo Alonso 




FINA GARCÍA MARRUZ


Fina García Marruz. (Foto de archivo de la familia)
         Fina García Marruz(Foto de archivo de la familia)


QUIERO ESCRIBIR CON EL SILENCIO VIVO


Quiero escribir con el silencio vivo.
Quiero decir lo que la mano dice.
Porque tú lees mejor el texto vivo
y el alma, en su guerrear callado, escribe.

A veces la ola blanca da en la roca
de espumeantes cavernas y sus fauces
orla con su girón que hace y deshace
letras que tú descifras. Que la boca
calle y entre a lo blanco en la esforzada
faena que se pierde. La luz poca,
mi alejarme de ti de cada día,

pausas son del sentido, inacabadas
imágenes de mí. La línea tosca
salta y completa tú la melodía.

1968

                         en Visitaciones, 1970



EL VIEJO OSCURO SON

                      Old shadovy sound.
                                        KEATS

Vida, agua rebrotando
bajito entre las rocas, ven,
lluvia, ven, borra estas letras
goterones lágrimas gotas
rebotando contra estas piedras
demasiado oscuras, contra estas
cavernitas grises en que
se quedan iris blancos
tuyos, míos, confundidos,
susurrando oscuro son.

1982


                       de Habana del centro, 1997


JOSÉ ISAACSON


      

Mientras los días

  
Mientras los días descuentan
la eternidad del tiempo,
yo me acerco
a la secreta entraña
donde algún día diré mi canto
ya sin palabras.

Como esas aguas
que se estancan en las playas
sin poder regresar
al líquido jardín donde florece
la espuma
me demoro, a veces

Dimensión escondida
y evidente,
extensa
y desconocida, casi.

¿Podré decir
los encubiertos nombres
que mi corazón descubre?

Con latidos y espuma
construir tu aposento.

Otra vez
con tu mano de estrellas
y espinas
ciñes mi garganta
y el canto florece

sobre la sangre,
sobre la carne torturada.

Celeste ternura
que en enero me rodea
mientras los días descuentan
la eternidad del tiempo.



              de Generación poética del 50