viernes, 31 de julio de 2015

EDUARDO MENDICUTTI



       Eduardo Mendicutti y Vicente Ramírez Jurado


EDUARDO MENDICUTTI


          OTRA VIDA PARA VIVIRLA CONTIGO


1

                                           Lo que decía la Bipolar


Que yo siempre había tenido novios raros. 
Eso decía de mí la Bipolar.
Ahora tenía un novio concejal, treinta años 
más joven que yo, hiperactivo, ambicioso, 
egocéntrico, narcisista, exhibicionista,
desequilibrado, frío, inclemente, con 
profundos desajustes emocionales, y capaz 
de cualquier cosa con tal de conseguir lo
que quería. Eso decía la Bipolar y repetía su 
alborotado y tóxico círculo de amigos.
A Víctor Ramírez, flamante concejal delegado 
de Igualdad,
Solidaridad, 
Salud, 
Consumo 
Varios 
del Ayuntamiento de La Algaida, la Bipolar le 
había dicho:
—Ernesto Méndez te va a gustar.
Y es que el flamante concejal, delegado de 
tantísimas cosas, le había confesado a la Bipolar:
—Me muero de ganas de conocer a 
                             Ernesto Méndez.
Entonces fue cuando la Bipolar le advirtió de que 
yo iba a gustarle, y lo hizo en un tono trágico 
de dama de las camelias en fase desvencijada…/Otra_vida_para_vivirla_contigo