sábado, 25 de abril de 2015

CARLOS OQUENDO DE AMAT





Poema Publicado en la revista Chirapu N° 3, Arequipa, marzo de 1928, p.6. fb coa







Hay escritores que tienen pesares, que realizan lo indecible para,
en el exterior, darle cabida a sus creaciones. En aquellos años era
común viajar a España o París para buscar el reconocimiento
negado en la propia tierra.
Muchos cuentan sus travesías y la finalizan con un certero
“no morí en el intento”.
Otros, como el poeta en mención, no gozan de esa 
suerte y su fin
no se enlaza con la celebridad póstuma. Solo y tuberculoso,
así murió Carlos Oquendo…