lunes, 14 de diciembre de 2015

ERRI DE LUCA





Considero valor cada forma de vida, la nieve, la fresa, la mosca.
Considero valor el reino mineral, el conjunto de las estrellas.
Considero valor el vino junto a la pasta, una sonrisa involuntaria, el cansancio que no niegan dos viejos que se gustan.
Considero valor lo que mañana no valdrá nada y lo que hoy ya vale poco.
Considero valor todas las heridas.
Considero valor ahorrar agua, reparar zapatos, callar a tiempo, socorrer a gritos, pedir permiso antes de sentarse, probar gratitud sin recordar bien el porqué.
Considero valor poder saber donde está el norte en una habitación y el nombre del viento que seca la ropa.
Considero valor el viaje del vagabundo, lo clausura del monje, la paciencia del condenado sea cual sea su culpa.
Considero valor emplear el verbo amar y la hipótesis que un creador existe.
Muchos de estos valores no los he conocido.


                                            Trad. Cristina Carrasco