martes, 25 de agosto de 2015

RUDYARD KIPLING





Canción de arpas para las mujeres danesas

(El duende de la colina Pook)

¿En qué queda una mujer si la abandonas,
y el fuego del hogar, la tierra de la familia,
para seguir al viejo y gris Hacedor de Viudas?

No tiene casa en la que alojar un huésped:
una cama fría sólo en la que todos descansan,
en la que soles pálidos anidan, y montañas perdidas.

No tiene blancos brazos fuertes con que envolverte,
sino algas -diez dedos- que te sostienen-
fuera, en las rocas, donde te ha empujado la marea.

Sin embargo, cuando aparecen los signos del verano,
y se rompe el hielo y las yemas de los abedules brotan,
más cada año, te alejas de nuestro lado, y enfermas...

Otra vez enfermas con los gritos y las matanzas,
te alejas sigilosamente hacia las aguas procelosas,
y hacia tu barco miras en sus cuarteles de invierno.

Olvidas nuestra alegría, y las tertulias junto a la mesa,
las plantas en el cobertizo y el caballo en los establos-
para embrear sus flancos y revisar sus riendas.

Navegas así hacia donde abunden nubes de tormenta,
el sonido de los remos contra el agua
es todo lo que queda, tras estos meses, para seguirte.

¡Ah! ¿En qué queda una mujer si la abandonas,
y el fuego del hogar, la tierra de la familia,
para seguir al viejo y gris Hacedor de Viudas?



                      Trad. Luis Cremades




Rudyard Kipling, by Elliott & Fry.jpg






Si

Si puedes mantener la cabeza cuando todo a tu alrededor
pierde la suya y te culpan por ello;
Si puedes confiar en ti mismo cuando todos dudan de ti,
pero admites también sus dudas;
Si puedes esperar sin cansarte en la espera,
o, siendo engañado, no pagar con mentiras,
o, siendo odiado, no dar lugar al odio,
y sin embargo no parecer demasiado bueno, ni hablar demasiado sabiamente;


Si puedes soñar-y no hacer de lo.../si-if


Rudyard Kipling: The Bisara of Pooree, Relatos de misterio, Tales of mystery, Relatos de terror, Horror stories, Short stories, Science fiction stories, Anthology of horror, Antología de terror, Anthology of mystery, Antología de misterio, Scary stories, Scary Tales








La prensa

¿Por qué no escribe usted para el teatro?
¿Y si se corta el pelo?
¿Se arregla usted las uñas en redondo
o se las deja rectas?
Cuéntelo a los periódicos,
no deje día sin contar.
Y, de camino, dígame:
¿Por qué no escribe usted para el teatro?
¿Cuál es su religión de ahora?
¿Tiene algún credo usted?
¿Se viste usted de lana,
de arpillera, de seda o de mezclilla?
Dígame qué libros le han sido útiles
en su ya larga trayectoria.
¿Escribe la palabra ‘Dios’
con D minúscula?
¿Aspira usted
a la inmortalidad que da la fama?
¿Manda a lavar la ropa fuera
o se la lavan en su casa?
¿Tiene principios?
¿Arde el.../más