jueves, 6 de agosto de 2015

ROBERTO ECHAVARREN


Hombre Detrás de la puerta - viejo hombre gay


Ombligo


No un punto o un área de la tierra el ombligo del
....mundo
sino la tierra ombligo del universo,
habitáculo, cámara de oír
....resuena
de un lado al otro el rebotante,
si mónada por rebote
un punto más chico abandona para volver a rebotar
....percute
en el alto fenecer de su gemido, bramido
escozor de garganta al colocarse el pescuezo, constructo suspendido momentáneo
cual se recuerda un diseño para mejor
rebotar en el desquite
nada había ya de lo que hubo,
había una bahía
el cortar los retruécanos la garganta ese mantel,
....cuando lo
pica la ventisca, la nevasca, el aguanieve
el garrotillo, los balines de hielo,
nieve menuda, copos de gran tamaño,
dando puntos y a contrapunto
en el nodal elemento de torsión al punto
sorprendióse de que cada suceder de letras
formara palabras, y eso torcían, el roble
y la aflicción del fuego
en el confín de piedra, el punto de cada
....componente
en el lugar de cada uno, como si los lugares
tomaran consistencia al viajar
a constituirse sobrevuela la especie por el fuelle,
caminamos por el suelo de conchas rotas,
se incorpora el ruido del agua,
la piedra, el anillo retumba en cada frase
pero los saltos nos llevan a olvidar el sonido
para más adelante comprender y quedar
abierto el otro borde
y da que parpadear, ya en la pequeña estancia que
....se cuadre
bajo el cerquillo de esa ene

a poca distancia, todavía está aterrado.


Obra: "El hombre detrás de la puerta" de Rafael Pérez
2000, Acrílico sobre tela,