sábado, 8 de agosto de 2015

RACHID BOUDJEDRA





En el nombre de Allah

" Podrán siempre herir mis ojos    
torturar mis uñas, arrancarme el corazón.   
Tendré igualmente la sonrisa de un niño
capaz de aniquilarlos...  
Podrán siempre quebrar mi voz,    
lastimar mis extremidades,   
obstruir mis pensamientos.    
No impedirán nunca
que mi sangre bombee hasta mis manos.
¿Vuestros odios?   
Los convierto en hojas de afeitar 
para rasurarme por las mañanas.  
¿Vuestras palabras?     
Las transformo en globos
para regalar a los niños del barrio.
¿Vuestras miradas?
Las dejo como tibios soles    
para extenderlos sobre las nieves siberianas...    
Eso es todo. "/epdlp




EL FÚTBOL NUNCA ES INOCENTE

El corazón lleno
Como una jaula donde enanos juegan al fútbol
El césped crece tupido en las narices de los camaradas
La cosmología verde se desvencijó
En la repisa del jefe de estación
Las palabras fueron cortadas de su geografía
Todo se volvió rojo
Muy rojo
Como las crestas arrogantes de los gallos de pelea
Como los terrenos cubiertos de césped
De los estadios de futbol
En Santiago de Chile.

                           (Argel, 1985)

  Trad. Myriam Montoya

                                      /boudjedra