viernes, 14 de agosto de 2015

HEINRICH BÖLL




Opiniones de un payaso

                             Heinrich Böll

1

Oscurecía ya cuando llegué a Bonn, y me forcé esta
vez a no poner en marcha el piloto automático que
en cinco años de viajar se ha formado en mi interior:
bajar las escaleras del andén, subir las escaleras del
andén, dejar maleta, sacar billete del bolsillo del
abrigo, recoger maleta, entregar billete, al puesto
de periódicos, comprar periódicos de la tarde, salir
a la calle, llamar un taxi.
Durante cinco años partí yo casi todos los días de
algún punto y llegué a cualquier otro punto, por la
mañana subía y bajaba las escaleras de la estación,
por la tarde…/opiniones-de-un-payaso.pdf