sábado, 8 de agosto de 2015

FOGWILL





Fogwill y Los Pichiciegos: 
                   Visiones de una batalla subterránea


-¿Cuál fue el génesis del título?

-Escuché “pichiciegos” por primera vez en 1980 en una celda de la Cámara Federal de la calle Viamonte, donde nos hacinábamos más de 20 presos a la espera de turno para comparecer ante los jueces.

A las nueve de la noche se cortaba la luz y entonces de a poco las conversaciones se iban apagando y se hablaba cada vez en voz más baja para no enojar a los malhumorados guardias. Entre delincuentes de todo tipo, había dos menores, catamarqueños, que habían llegado a Buenos Aires y los confundieron con unos  ladrones conocidos. Los chicos estaban desesperados. A veces lloraban.

Por la noche, cuando ya nadie hablaba, los hermanos se contaban cuentos de su infancia. Eran mitos de pueblo narrados con el acento inolvidable de esa provincia. Aquella vez habían contado el cuento de una víbora negra que durante el sueño entraba a los ranchos y se chupaba…/fogwill-pichiciegos-visiones-batalla-subterranea-