miércoles, 4 de febrero de 2015

ODISEAS ELITIS





Hacia un país lejano y sin pecado ahora marcho.
Ahora me acompañan ligeras criaturas
            con auroras en el cabello boreales
y suave doradura en la epidermis.
            Por las hierbas avanzo, con la rodilla como proa
y mi aliento expulsa de la faz de la tierra
            los ovillos últimos del sueño.
Y los árboles marchan a mi lado, en contra de los vientos.
            Grandes misterios veo y extraños :
Fuente, escondite de Elena.
            Tridente con delfín, la señal de la Cruz.
Puerta blanca, la impía alambrada.
            Por donde he de pasar glorioso.
Las palabras que me traicionaron, con bofetadas
            se hacen mirtos y palmas
que repican ¡Hosanna el que viene!
            Como placer de frutas veo la privación.
Sesgados olivares con un poco de azul entre los dedos
            los años de la ira detrás de los barrotes.
Y playa ilímite, empapada en sortilegios de ojos bellos,
            el fondo de la Marina.
Por donde puro marcharé.
            Las lágrimas que me traicionaron, con humillaciones
se hacen brisas y pájaros sin tarde
que repican ¡Hosanna el que viene!
Hacia un país lejano y sin pecado ahora marcho.


                                                De Dignum est1959



Versión de Jorge Páramo Pomareda


OE, poeta, ensayista y traductor griego nacido en Creta 
en 1911. De su obra poética se destacan "Orientaciones" 
1939"Sol el primero" 1943, "Dignum est" 1959"El mono
grama" en 1971, "María Nefeli" 1978,  "El pequeño Nautilus" 
1984, "Al oeste de la tristeza" en 1995.
Premio Nobel de Literatura en 1979, muere en 1996 en 
Atenas.