miércoles, 1 de octubre de 2014

LAURA PRATTO





la mesa no estaba
y todo esto
también es nuevo:
el color de las paredes,
sobre todo
el tamaño de la cama,
la puerta principal,
no es para mí,
no es para una salida
de emergencia,
no da sobre las sábanas
el sol cuando entra,
una orientación;
la palabra "cuidado"
cuando viene de vos
me extraña,
parece que diera rabia


                           de El hilván, 2009



súbito fervor de huída,
tracé un mapa demencial,
soñé que partía sólo con lo puesto
y eso era liviano, deseable
de llevar, antes
pasaría a despedirme
y mi primera inflexión
delataría:
la carga es pesada,
dentro de mí ya no cabe un alfiler


                                       de El hilván, 2009




una palabra tuya
bastaba para callarme
la misma ahora
da que hablar



                                  de Cría, 2009


Laura Pratto(San Francisco, Cba, 1976). Estudió Ingeniería
en Sistemas de Información en la Universidad Tecnológica 
Nacional y se recibió de Analista de Sistemas.
Ha publicado Alcance (Bajo la luna, Buenos Aires,2006)
El hilván (Editorial Bajo la Luna, 2009) y Cría (Ediciones 
Recovecos, 2009)

SEBASTIÁN HERNAIZ





Menard


Hay un tipo que vive en la calle y viene
seguido a la biblioteca donde trabajo,
nunca le falta a mano su carpeta
con la inscripción: “bibliografía”. Pide
cortés, siempre el mismo libro:
-Buen día, ¿podría ser El contrato social?
Yo le doy la edición mimeográfica
que editó la Universidad de Córdoba
con algún subsidio europeo: la que él
espera que yo le dé. Abre el libro –las letras
de mecanógrafo viejo- y lee. Lee y escribe,
apartado en alguna mesa. Lee y copia,
en su carpeta, el libro que le di:
hay un linyera en mi biblioteca,
está escribiendo El contrato social.

                                            De El prejuicio del sexo