jueves, 21 de agosto de 2014

ANÍBAL CRISTOBO





Otro experimento doméstico


Jyrim dice
que no lo dejamos irse –una semana
después

y sigue ahí – adentro
de una copa, en la cocina
de una casa al sur de la Provincia de Buenos Aires. Nadie

le pregunta si él también creía
que la aurora boreal era la evidencia
de un mar abierto, no

congelado
en algún punto del Océano Ártico. “Que te pise
un gato y te mee
un sapo”, le escribe

a mi hermano, que pasa riendo
por el patio. 1979: debo estar observando
todo esto.-




                         Su blog: kriller71