viernes, 1 de agosto de 2014

NATAN ZACH





Cuando Dios dijo por primera vez "hágase la luz"
quiso decir que no quería estar a oscuras.
En aquel momento no pensó en el cielo,
pero los árboles ya bebían agua,
los pájaros recibían aire y cuerpo.
Entonces el primer soplo golpeo a Dios en los ojos
y Él vio en ello  toda su gloria
y pensó "esto es bueno" . Entonces no pensó
en hombres, multitudes de hombres.
Pero éstos empezaron ya a verse sin higueras
y desentrañaban en sus corazones
un proyecto sobre el dolor.
Cuando nuestro Señor pensó en la noche por primera vez
no pensó en el sueño.
Así, dijo Dios en su corazón, así seré feliz.

Pero ya había multitudes.


                             De Continente perdido, Visor



BÁRTOLO CATTAFI


imagen
Bartolo Cattafi en Hvar en 1971. Foto  
Mladen Machiedo


Árbol genealógico


Si a la sombra de los eucaliptos
se acoplan los bandidos con las putas
nacen los australianos
que de bueno sólo tienen
el sombrero de ala levantada.



Toponimia


El alcalde y el clero
como si San Sebastián
con las manos atadas a la espalda
fuera un cero a la izquierda
fue echado de la plaza
para poner al mísero Delano.
El cerdo paralítico
que iba sobre ruedas
empollando bombas atómicas.


                           Trad. Guillermo Fernández


BÁRTOLO CATTAFI(Barcellona, Mesina, 1922-Milán, 1979)
Poeta, pintor y periodista italiano.


                  /Bartolo_Cattafi.pdf

ABDULAH SIDRAN




¿Por qué zozobra Venecia?


Contemplo el cielo de Venecia. En lo alto, como en todas partes,
Dios. El Unico. Quien creó el universo y los siete
millares de mundos que gravitan con su multitud
de lenguas y pueblos. En cada mundo una Venecia.
Sobre un continente llamado Europa, entre la tribu
de los Eslavos del Sur, un pequeño pueblo.
Por él pasa una frontera.
Bosnia, Bosnia, Bosnia. Allá se reúnen y se enfrentan
la cruz de Occidente y la de oriente. Ambas hijas de la misma cruz.

El pueblo bosnio es bueno. Es por ello que ha sido tocado
por la gracia del Dios Unico que jamás nació ni dio la vida,
Dios que reina sobre los mundos y preside el último juicio.

Contemplo el cielo de Venecia. Los señores
de la tierra decidieron que el pueblo de Bosnia no exista.
Venecia zozobra. Europa zozobra. Zozobra la cuna
con su niño de pecho. Zozobran los continentes. Zozobra la rosa
en el vaso de cristal de Murano. Zozobra Murano.
La alcoba del hotel zozobra.

¿Por qué el pueblo bosnio debe desaparecer del mundo?
¿Por qué, entre tantos colores, tiene que haber uno menos?
¿Por qué un perfume menos? ¿Por qué debe desaparecer esta Venecia?
¿Entre tantas maravillas por qué una manos?

Contemplo el cielo de Venecia. Describiendo una larga trayectoria,
una estrella cae en el abismo.
Se diría que ha caído en medio del Gran Canal.
Este bajo mundo, uno de los siete millares que componen el universo,
quiere empobrecer a un pueblo entero. Tal es la voluntad
de los señores de la tierra. Un astro se extingue entonces,
Venecia zozobra.


Abdullah Sidran(Bosnia, 1944). La carne y los huesos (1976)
Un féretro para Sarajevo (1993).



AMOS BAR





En mi anterior encarnación...


En mi anterior encarnación
fuí hombre
tuve esposa y tres hijos
que me enterraron
después de haberme cortado las venas.
Era el año ´71,
hubo escasez en la tierra

y yo, un obrero borracho
me pasaba dos horas por día haciendo cola
para volver con papel higiénico
a los brazos de mi rechoncha eslava
que me engañaba con un atleta
para poder creer que ella aún valía algo.
La menor coge desde hace ya bastante
y el mayor tiene un diente de oro,
maneja un auto blindado
y nos cobra una cuota para protegernos.

El del medio odia a Pushkin.
Está en la onda anti, en general.
No la envidio a mi mujer:
se ve que soy homosexual latente
y quizás yo la traicione a ella con algún atleta.

Vomito. Necesito un poco de estímulo.
El inodoro se tapó. Me apodero
de una oxidada hojita de afeitar.

Luego de las concurridas exequias
en las que fui enterrado,
débil, seco,
vuelvo a la vida
como una fémina anodina
en el moderno medio oriente.

En mi anterior encarnación
fuí hombre.
Y parece que ésa es la razón
por la que yo soy gato y vos sos rata.
Sé hombre.
En tu próxima encarnación.



                                  Trad. Gerardo Lewin



VANNI BIANCONI





Palabras

Acurrucadas bajo el tono de la frase
agitadas por los gestos adherentes al timbre de la voz
embellecidas por los líquenes del alfabeto escrito
húmedas en el baño de saliva vibrantes tras las cuerdas
las palabras se hablan en su lengua propia
que está hecha de palabras pero tomadas por entero
de contenido y forma ánima y cuerpo.
La misma cosa hace el poeta cuando camuflado
agazapado las escucha llamarse
y ofrecerse la una a la otra en el aire bochornoso
de la vocal abierta o paralizarse en olores
de la peste frase hecha disiparse al unísono
apenas afuera del registro lamberse a las líquidas luego
rampar sobre los picos del implícito precipitar
hacia abajo por juego abrir las alas batidos yámbicos.
Él presta oído a todo esto para asirlas
cazarlas tenerlas en la rima poseerlas porque
desde el muro de la página guiñen los botones de vidrio
de los ojos se inflamen del secreto entre ellos
y enciendan paja, hojas, cejas.



                                Trad. Silvio Bolaño Robledo


Vanni Biancon, poeta y traductor de Ticino, nacido 
en Locarno en 1977.