miércoles, 23 de julio de 2014

FERNANDA LAGUNA





A mi psicóloga ¿Temporal? Gabriela Zigaler


Me decís:
hagamos un step out
y yo te contesto:
Gabriela
¿Por qué no desconectamos el pulmotor
y que se acabe todo?
Ah... cansada y aburrida y sin sueño.

¿Te llamarás María
como yo?
Quiero hundirme Gabriela,
aunque se que hundirme
es mucho peor que morir.
Pero estoy tan cansada…
la de la antología latinoamericana,
que no sé de qué país es,
me dice que uso muchos peros
y yo le dije que se olvide de ese tema
que ya lo traté en un cuento
que en resumen decía
Pero ¡Qué me importa!

No sabés lo cansada que estoy Gabriela
y aburrida
aburridísima.
Lo que en otros días me divierte,
como pasarme la Epilady,
hoy me parece un embole.
Escribo…
para perder el tiempo
y hablar con alguien que no me da nada de vergüenza
¿A dónde van todos los textos
que no digo cuando estoy con la gente?
Acá
vienen acá.
Dirán, por este poema,
¿Y es solo esto lo que no decís?
Si y no.
Esto no es un diario íntimo
no voy a pisar el palito…
Los diarios íntimos son castillos blancos sobre blanco
forjados en la mente
que abren sus ventanas cuando dormimos.
Yo lo sé
debería ser más valiente o más humilde.


Gabriela,
nunca me sale decirte
en qué medida me gusta la decoración de tu consultorio,
me hace sentir una persona en vías de recuperación.
Yo soy una persona de vanguardia mental
(entre comillísimas)
y necesito terapias que me hagan creer en el futuro
terapias aún no comprobadas
o cuestionadas por el paso del tiempo.
No voy a caer,
te lo dije hoy.
Pero al menos me gustaría tirarme en el piso de mi casa
y hacer algo raro, diferente.
Dejarme llevar por esas ideas que constantemente
dejo pasar,
como bien decís vos que tengo que hacer.

Hoy me dijiste cómplice
podés soltar el globo de helio dentro de tu casa.
Y yo te sonreí
pero no me bastó para nada.

Gabriela,
fuimos a comer recién con "cosa" y me pagó.
Estoy perdidamente feliz
y triste
y en este momento no entiendo nada.
Ramón vuelve dos horas después de la hora fijada y
"cosa" me invita a comer
y hoy es jueves y vivo
de un cuadro que vendí hace cinco meses.

Ahora que se por lo menos lo que es estar perdida,
porque reconozco el lugar donde se encuentra la gente,
no sé ni lo que me pasa.

Ah... estoy aburrida
de mi,
de esta poesía
y hasta de vos.

Pero quiero decirte para terminar con esto
de verdad de verdad
que yo siento
que sos una genia.
(Se lo digo en serio)
Me encantó
que me regales una crema para las manos
con olor a tu consultorio.




                                      ferlaguna.blogspot.com.ar/