miércoles, 18 de junio de 2014

JOSÉ SANTIAGO NAUD


José Santiago Naud


CABALLO MUERTO


Muerto.
Su cabeza tan bella,
otrora irrefrenable, allí está
entre gusanos. Su cuerpo
terso, enorme,
            ahora innombrable,
pegándose en la tierra. Y la hierba
venciendo el asco
             un color más nuevo.

Antes, era el uso. Ahora
memoria contrahecha. Signo
del tiempo. Meditación revuelta.
Podrida velocidad.

De sus patas ligeras
     - persistencia patética –
quedan los cascos,
restos no más de pelos oscuros.
Y encima,
el arcángel exterminador pasa
sombrío, amontonando
aquella descompuesta figura
con los silencios de su espada.


                              Trad. Antonio Miranda

                        

GUSTAVO PEREIRA


Inventor de los somaris


La incertidumbre de hacer un poema


La incertidumbre de hacer un poema no es porque no haya lectores
o amantes de la poesía
ni porque no queden almas sensibles sobre el mundo
Tampoco porque a veces se derrumbe en nosotros con el escenario

parte de la iluminación
Ni porque en el fondo hacer un poema sea el acto menos afortunado
entre los muchos que la técnica tiene por estúpidos
La incertidumbre de hacer un poema parte del mismo poema

que finalmente ignora su papel como poema
y desea con fervor parecerse a una piedra
a la arena
o al agua
O mejor Ser la piedra
la arena
y el agua
que todo poeta desdice.


Gustavo Pereira(Punta de Piedra, Isla de Margarita, Venezuela, 1940). 
Poeta y crítico literario.

LUIS ALBERTO CRESPO





LA ROSA DE CELAN


 He vuelto a eso

Algo ha dicho que te recibe
Aquello te despide
Lo demás te da la espalda
Lo silencioso pregunta por tí
ha traído su piedra cruda
El yo ya no nos quiere
nos niega ser uno

de la torcaza para siempre.




PROMESA


 Perdurará el pasado monte
ocurrirá la hierba inerte
el bosque interminable volverá al árbol único
el matorral cometerá de nuevo el mismo abandono

y el más allá dejará de ser humo
o gavilán.



SERGIO INFANTE




SE PREGUNTABA MANRIQUE (HACIA 2476)


¿Qué se hizo el peje y la mar?
Las tortugas, los corales,
¿qué se hicieron?
¿Qué fue del oso polar?
¿Qué fue de los marsupiales?
¿Cuántos vieron?
¿Fueron mitos los manglares?
¿Qué fueron tundras y llanos
de estos mundos?
¿Las neviscas, los glaciares?
¿Lagos, arroyos, veranos
muy jocundos?

¿Qué se hicieron esas selvas,
sus tucanes, sus orquídeas,
sus colores?
¿Qué se hicieron madreselvas
y llamaradas irídeas
de las flores?
¿Qué se hizo tanto cruzar
de bandurrias enfiladas
que tañían?
¿Qué se hizo tanto volar,
aquellas plumas chapadas
que traían?



                           De Las aguas bisiestas. Catalonia, 
                                 Santiago de Chile, 2012