miércoles, 14 de mayo de 2014

CEES NOOTEBOOM





De “Luz por todas partes” (2012), este “Fuera” es un canto a cada 
momento que vivimos:


Fuera


No voy ahora fuera,
ya estoy fuera. A medio camino entre la palmera
y la higuera. Bajo la media luna,
a siete horas del rocío.
Gotas sobre el plumbago.

¿Cómo se llama cada hora
de la noche, cómo cada minuto
de la hora? Si los días tienen nombres,
¿por qué no los minutos?

Cada instante de nuestra vida
debería tener un nombre
que no se pareciese al nuestro,
que nos olvidase. Cada segundo
una cifra en un registro

de atisbos, murmullos
escuchados, versos
trabados con diarios,
susurros de escarcha y nieve,
el poema más lento
de la duración.




Y este fragmento de “Borges” que refleja a la perfección lo indefinible 
de la producción del enigmático autor:



Borges


[…]
Así arrojaste tu obra
al tiempo, palabras, un día empezadas como nada,
como pensamiento, como frase, como poema,
escritura transformada en libro
de mármol, y luego hundiéndose
perdida, corroída
por mil ojos aún no nacidos,
otra vez convertida en palabras sin poeta,
y más aún, letras en la piedra más y más ilegibles,
susurro de fragmentos,
el eco enigmático de un tiempo prehistórico,

hasta esa única y última
redención,

alcanzada
ausencia



de “Así pudo ser (1999)”, “Quimera” representa uno de sus estudios de la identidad, cómo somos, cómo se construye:


Quimera


Nunca fuiste quien quisiste ser,
quien creías que eras.
El traje equivocado
en un mundo volcado.

Siempre has ido con la mentira,
la más antigua prometida, nunca creíste
que los dichos cercanos

son los más íntimos. Para ti era
más familiar la aparición
que el primer pensamiento,

tenías demasiado  mundo, demasiado musgo
en tu estatua, estabas
con el libro que tú mismo no querías leer,

un hombre de carne que se volvió de cal,
un ángel de sombra, solo,
y envuelto en el vacío oficio
de tu nombre.



Y “Acertijo”, el más idiosincrático para mí, ¿es él la persona a la que se está refiriendo? Yo creo que sí y que emparenta con esa necesidad de resolver enigmas en el arte a la que se refiere el propio autor:


Acertijo


El grillo es el monje del pájaro.
Su madre un cardo,
su hija un guijarro.

¿Y yo? Yo construyo mi nido
en las algas ondulantes
y me sumerjo en el acertijo

donde se está fresco
y se percibe el aroma
de un tiempo sin fin.



Podría poner más muestras, pero voy a finalizar con un poema de la recopilación “Ausente, presente” (1970) y esta joya:


NADA


La vida
deberías poder
recordarla
como un viaje al extranjero
y con amigos o amigas
comentarla luego
y decir
no ha estado mal
la vida,
y ver pasar jirones de mujeres, misterios
y paisajes
y luego recostarte satisfecho
pero los muertos no pueden recostarse.
Ni tampoco pueden hacer nada.



POMPEYO CAMPS





/Camps/





MARATHON

                 OPERA DE POMPEYO  CAMPS










PC había nacido en Paraná, Entre Ríos, en 1924, donde realizó sus 
primeros estudios musicales de bandoneón y piano. En 1947 se
radicó en Buenos Aires y continuó su formación con el compositor
catalán Jaime Pahissa con quien se interna en el estudio del sistema 
intertonal. Fue de los primeros compositores en utilizar esta técnica 
surgida como reacción al dodecafonismo, a la vez que la amplió y 
flexibilizó.

JOHN PRESTON



    John Preston, 1988, foto de Robert Giard