martes, 1 de abril de 2014

ANTONIO PORTA





anuncio


Sales a mi encuentro en un pasillo blanco,
dices, en seguida, con urgencia: “es maravilloso”,
yo entiendo que estás hablando de un libro mío
pero te pregunto fingiendo no entender: “¿cómo estás?”
y tú en cambio entiendes “¿cómo qué?” y me respondes de seguido:
“porque tienes un bonito juego de bochas”.
No tengo dudas, despierto, de que quiero ser amado
como quiero que mi otra piel, el libro, te guste.
Entonces decido escribir estos versos:
 “piedras sobre la colina de la infancia, el Cerro,
los ciclistas en carrera que no veo tras la curva
y tú en sueños que siempre he pensado que no querría
me dices: 'es maravilloso', como diciendo: 'eres maravilloso',
esto quería desde hace quién sabe cuánto tiempo o quizás
solo desde este mediodía de calma después de dormir, me siento
amado por ti, que eres un kobold envejecido
y sereno”.
Puede parecer un simple ejercicio de estilo, en cambio
me perturba hasta el punto de que una palabra me oprime
y escribo: sentimiento, repentino huracán
me engulle. Pero la palabra “sentimiento” todavía no
dice nada de lo que he sabido en el sueño:
no me ha engañado, esta vez, el sueño
ha arrancado la ventana del pecho. Dentro del marco
me asomo todavía yo: miro hacia el jardín
y no veo–.
Desde esta ceguera quiero empezar…


                 * * * *


no me pregunto si el mar es
justo o injusto
me pregunto si puede cantar
o si su canto está atrapado
en los ojos de los futuros ahogados.


                   * * * *


Comienzo a ver una escalera apoyada
en una casa que no existe, en la ventana
la mujer que me mira primero cantaba
escondida de la aparición luminosa,
hay mucho sol, como si no fuera invierno,
cuando me entero del engaño me acuerdo
de que el último canto lo he deseado hace
demasiado tiempo, antes
de permanecer sepultado por montones de escombros.


                         * * * *


En coro cantan los muertos
pero los crueles no responden
encerrados en las tumbas dispersos
en el cielo recorrido por nubes
ahora callan ahora silban.


 (trad. del italiano Rosa Benéitez y Pablo López Carballo)



Antonio Porta (Vicenza, 1935-Roma, 1989) fue poeta, 
profesor universitario, crítico literario, editorpresen
tador de radio y consejero de un sello discográfico. 

WILLY KYRKLUND

VITTORIO SERENI




Quietud


Entre yo y esa sombra en equilibrio entre el río y el mar 
sólo una línea de existencia
a contra luz de donde nace el río.
Aquel hombre
remienda sus redes, vuelve a pintar el casco.
Cosas que yo no sé hacer. Nombrarle apenas.
Desde donde estoy, hasta él,  sólo quietud.
Cada exceso se va a otro sitio. Oh apagada quietud.

                                        versión de Álvaro Solís 





FESTIVAL

                 en memoria de L. S.
  
Los tiempos, ¿desde hace cuánto
tiempo nos niegan la razón?
He aquí cada vez más estrecho
cada vez más atestado de escaparates con
ampollas patentes maniquíes ortopédicos
etiquetas adhesivas el pasillo
— y en esto la escapada
au ralenti donde los nacidos para perder
se disputan
el maillot de los fuera de tiempo máximo
pedaleando hacia atrás
a lo largo de un muro de náusea
aquellos que habían — o parecían —
llegados de repente.

                               Trad. Carlos Vitale





Vittorio Sereni (1913-1983) poeta y traductor italiano. 
Considerado como uno de los mejores poetas contem
poráneos de Italia, es autor de los libros “Frontera”, 
“Diario de Argelia”, “Los entornos inmediatos”, “Los 
instrumentos humanos”, “Trabajos en curso”, “El sá
bado alemán” y “Estrella variable”, etc.

CHARLES TOMLINSON





El regreso

Aquella noche regresamos tarde.
La luna destellaba en el centro del cielo.
El tráfico del viaje de salida
se había disipado para resucitar sobre el Severn
en forma de estrellas destellantes.
Habíamos dejado de inhalar
el olor químico del embotellamiento:
la ruta se extendía despejada ante nosotros
hasta que, al tomar una curva
(por un error quizá), vimos de pronto
las formas amarillas
de unos camiones de obra
en torno al coche, acompañados
por peones que con largas escobas
se movían de un lado a otro
allanando el asfalto que las máquinas
defecaban sin pausa. Estábamos claramente atrapados
entre el hierro ambulante y el alquitrán vertido, cuando                           
                   entonces
un miembro de aquel cuerpo de infantería
pareció saludarnos, señalando
un obstáculo de madera, una valla
en cuyo centro había una salida
hacia la carretera que echábamos de menos,
y allá nos dirigimos impacientes,
reuniéndonos de nuevo con la humanidad que
(pese a no haber reaparecido aún)
mañana volvería a poblar la autopista.

                                     Trad. Jordi Doce



Charles Tomlinson (Stoke-on-Trent, 1927ocupa un lugar 
sobresaliente en la poesía en lengua inglesa, con una voz 
importante, poderosa y clara.


CONCEPCIÓN BERTONE





LA MADRE 

(Fragmento)



                                        La mujer hace al hombre. Hace
                                        unos cuantos y después se deshace.

                                                             Henri Michaux



III

“La ausencia de la madre es un mar
en calma”, dice Lezama Lima y huye
de ella en el poema, en la palabra
paridora que desea concebirla
de otra manera. De otra manera
olvida
que la está tallando
en tesoros de música y sintaxis.



IV

La inúmera madre de Vallejo,
el hambre de su carne – “los bizcochos”-
Del Cholo, los huesos. Su semen
era la leche de sus pechos. Sus versos,
todos, la tallaron en fuego.


 V

Borges, cargado de culpas, la honra
y la torna una sombra
de su desdicha. La calla
en su cayado,
la talla en ébano: es la reina
cautiva
en un escaque de un tablero de ajedrez.



VI

Gelman quiere morir en cada poema
de aquella tristeza
de su madre. Se exilia
en su recuerdo y la escribe
hasta describirse. Perro de él,
se da de comer la madre vida, la herida
de todos nosotros: su lastre de amor.
Su pena o pan de la tahona lo tañe
en la bordona del poema, gotán de él, que
triste y bello, envuelto
en su sobretodo negro
la talla en su batalla contra la muerte.
Y la gana.



VII

“La cosa más importante de mi vida
ha sido mi madre”, dijo Pasolini. La cosa,
no la mujer. Es decir, todo
lo que es o existe desde
la piedra caliza, el marfil de mamut, la
esteatita hasta la desintegración
de los átomos; la pasión
impiadosa del más fuerte, la muesca
que queda en el alma del arma
de la muerte de la primordial
inocencia. El la talló
en él mismo, para decirla
“no como un poeta”
y la hizo su llama y su ceniza.



 VIII

“La gruta abre sus puertas,
la madre nos recibe en su vientre,
la tierra guareciendo a sus dioses, visitamos
las fauces de las hembras eternas”

                                                         Tanto fervor,
Francisco Urondo,  Paco, para los amigos, hijo
de Edelma. Edelma,
madre de un resplandor que la nombra
sin pudores. La sombra que se yergue sobre él
es otra mujer: la Patria. La patria
apaleada por la delación del traidor. Mejor
el coraje, dice. Y entiendo: mejor
los amigos, los alcoholes, las putas
inocentes, la ruta que lo regresa a Santa Fe.
Mejor el dolor y la dicha al mismo tiempo
en la palabra REVOLUCIÓN. Mejor
los amores que dan hijos, las flores
afiladas como navajas
por la piedra amolar del poema. Hojitas
para cortar el cordón umbilical. Para
tallar con ellas
a las hembras eternas.


IX

“Mi madre, niña del mil años,
madre del mundo, huérfana de mí”,
escribió Paz. Y por un momento
el monumento de su vida
se derrumba: escombros
de divina retórica, de lírica
que humaniza la ruina y alza al hombre
que se confiesa hijo
de una mujer “con faltas de lenguaje”.
Base del partenón de su palabra, la madre.
sabia de silencio, manantial nahua, agua
del origen que lo destinó
a tallarla en cada labrada frase.



X

La madre indiferente de Cernuda.
La duda de su ser hecho al descuido
“en un rato del olvido”. Sin ternura.
La madre amor prohibido, cancerbera,
reja de su prisión de condenado
a ocultar lo que era, al alma sola
que anhela transgredir:  ser esa ola
que no acepta del mar la tiranía.


Libre dijo y amó lo que deseaba
y en los limbos  “finales de la nada”
la talló en cada cuerpo de hombre, amando
el deseo del fuego que concibe
no otra carne que muere. Lo que vive
del fuego en el amor vida insuflando.



XI

“Dónde arde una palabra capaz de engendrarnos
                                                            a los dos”
Pregunta Celan
a la lengua materna, al lenguaje, a la jerga
de silencio del ghetto
secreteando en los poemas la búsqueda
de esa palabra grávida
de él y de ella, juntos,
flotando en un río de amnios.


La rubia, la suave,
la joven madre
tallada
en su eterna voz cremada
dentro de la palabra: Auschwitz. “Alamo líbico
tu follaje tiene brillo blanco en la oscuridad.
El cabello de mi  madre no encaneció jamás”



XII


Vieja,
no por anciana, por
amorosa voz
que la aja, la deja
deslucir en un tiempo
que el verbo amar
no conjuga
en otra latitud
del sentimiento.


Lava trapos, lo íntimo,
el secreto
que acrisola  la mancha,
la certeza
de ser en el quehacer
que hace
esa vieja labor –vivo dolor-
del que deviene
la palabra  labor (parte
del parto)



Como

               “( Mar del sánscrito maru, que significa
                                                                  desierto.)
       y        (Maru: de la raíz mar, que significa:
                                                                     morir.)
             Morir ¿no es el modo propicio de escapar
                                                                  al  dolor?”


Desierto amor de madre
que no nos deja morir
del dolor de nacer sino
de su parir
esa vieja
que deja de envejecer
cuando muere.


“Madeja indevanable”, para Oliva,
la madre.
Oro
en el agua regia
del poema
donde puede atacarla. Donde quema,
soflama en su dolor
toda pureza
que inmacule esas manos
de la vieja
de él en el trujal, en la lejía
perfilando las manos
insondables.


“Sometido a la obra”
por la madre,
la destruye y la talla
en ira y Eros
_”de su estrella en rigor”_
sobre su acento.
“verdades y artificios
que tejía”:
“mero hilo de voz”.
La poesía
Parnaso del perdón:
la miel
del vaso
cuando encuentra sus límites. La culpa
que
en dulces versos la verdad oculta.


                                                                        a Anton Arrufat
                                                                        a Mercedes Roffé

                                                                        a Angel y Antonio Oliva

ÓSCAR HAHN








                                  De Poemas de la era nuclear  

AMIRIKI BARAKA





Alguien voló en pedazos a América


(Toda la gente pensante
Se opone al terrorismo
Doméstico
& internacional...
Pero el uno no debe
Ser usado
Para cubrir al otro)

Ellos dicen que es terrorista, algo
bárbaro
Un Rab, en
Afganistán
No eran nuestros terroristas americanos
No era el Klan o los Skin heads
O el ellos que revienta iglesias de
Negro, o nos reencarna en la Fila de la Muerte
No era Trent Lott
O David Duke o Giulani
O Schundler, jubilado en Helms

No fue tampoco
la gonorrea en traje
las muertes de blanca sábana
que han matado gente negra
aterrorizado la razón y la cordura
de la mayor parte de la humanidad, como les place

Ellos dicen ¿Quién dice? Quién hace la voz parlante
Quiénes son pagados por ellos
Quiénes dicen las mentiras
Quiénes se disfrazan
Quiénes tenían los esclavos
Quiénes quitaron los birretes de los Billetes
Quiénes se engordaron con las plantaciones
Quiénes genocidas de los Indios
Trataron de desgastar a la nación Negra

Quiénes viven en Wall Street
La principal plantación
Quiénes cascan tus nueces
Quienes violaron a tu madre
Quiénes lincharon a tu padre

Quiénes consiguieron el alquitrán, quiénes las plumas
Quién consiguieron los cerillos, quiénes encendieron los fuegos
Quiénes mataron y prestaron
Quiénes dicen que ellos Dios & y todavía son el Diablo

Quiénes solamente los más grandes
Quiénes los mas mejores
Quiénes sí se asemejan a Cristo

Quiénes lo crearon todo
Quiénes los más listos
Quiénes los más grandes
Quiénes los más ricos
Quiénes dicen feo tú y ellos son los más apuestísimos

Quiénes definen arte
Quiénes definen ciencia

Quiénes hicieron las bombas
Quiénes hicieron las armas

Quiénes compraron los esclavos, quiénes los vendieron

Quiénes te llamaron con sus nombres
Quiénes dicen que Dahmer no estaba loco

Quiénes / Quiénes / Quiénes /

Quiénes se robaron a Puerto Rico
Quiénes se robaron las Indias, las Filipinas, Manhattan
Australia & las Hébridas
Quiénes forzaron el opio entre los chinos

Quiénes poseen sus edificios
Quiénes consiguieron el dinero
Quiénes piensan que tú eres gracioso
Quiénes te encarcelaron
Quiénes poseen los títulos

Quiénes poseían el barco de esclavos
Quiénes mandan el ejército

Quién el fingido presidente
Quién el que manda
Quién el banquero

Quién / Quién / Quién

Quién posee la mina
Quién retuerce tu mente
Quién consiguió el pan
Quién requiere paz
Quién crees que necesita guerra

Quiénes tienen el petróleo
Quiénes no se afanan
Quiénes poseen el suelo
Quién no es negro
Quién es tan grande que no hay nadie más grande

Quiénes poseen esta ciudad

Quiénes poseen el aire
Quiénes poseen el agua

Quiénes tienen tu fraudulenta clave
Quiénes roban y hurtan y defraudan y matan
y hacen mentiras de la verdad
Quiénes te llaman inculto

Quiénes viven en la casa más grande
Quiénes ejecutan el crimen mayor
Quiénes se van de vacaciones a cualquier hora

Quiénes mataron más negros
Quiénes mataron más judíos
Quiénes mataron más italianos
Quiénes mataron más irlandeses
Quiénes mataron más africanos
Quiénes mataron más japoneses
Quiénes mataron más latinos

Quiénes / Quiénes / Quiénes

Quiénes poseen el océano

Quiénes poseen los aeroplanos
Quiénes poseen los centros comerciales
Quiénes poseen la televisión
Quiénes poseen la radio

Quiénes poseen lo que no sabría ser poseído
Quiénes poseen a los poseedores que no serían reales poseedores
Quiénes poseen los suburbios
Quiénes chupan las ciudades
Quiénes hacen las leyes

Quiénes hicieron presidente a Bush
Quiénes creen que la bandera confederada necesita estar ondeando
Quiénes hablan acerca de democracia y están mintiendo

Quiénes la Bestia de las Revelaciones
Quiénes 666
Quiénes saben quien decide
la crucifixión de Jesús

Quiénes el Diablo en su aspecto real
Quiénes se hicieron ricos con el genocidio armenio

Quién el más grande terrorista
Quién cambia la Biblia
Quién mató más gente
Quién hace el mayor mal
Quién no se preocupa por sobrevivientes

Quiénes tienen las colonias
Quiénes robaron más tierra
Quiénes gobiernan el mundo
Quiénes dicen buenos ellos pero sólo hacen daño
Quién el más grande ejecutor

Quién / Quién / Quién

Quiénes tienen el petróleo
Quiénes quieren más petróleo
Quiénes te dijeron lo que crees y que más tarde resulta mentira

Quién / Quién / Quién /

Quiénes bautizaron a Bin Laden, quizás ellos Satán
Quién paga la CIA,
Quién sabía que la bomba iba a estallar
Quién sabe por qué los terroristas
Aprendieron a volar en Florida, San Diego

Quién sabe por qué Cinco israelíes estaban filmando la explosión
Y rasgando sus costados al capricho

Quién necesita combustible fósil cuando el sol no va a ir a parte alguna

Quién hizo las tarjetas de crédito
Quién consigue la mayor rebaja de impuestos
Quién se salió de la Conferencia
Contra el Racismo
Quién mató a Malcolm, Kennedy & su Hermano
Quién mató al Dr. King, ¿Quién querría tal cosa?
¿Están implicados en la muerte de Lincoln?

Quién invadió Grenada
Quién hizo dinero con el apartheid
Quién mantiene a los irlandeses como una colonia
Quién provocó un derrocamiento en Chile y luego en Nicaragua

Quién mató a David Sibeko, Chris Hani,
los mismos que mataron a Biko, Cabral
Neruda, Allende, Ché Guevara, Sandino,

Quién mató a Kabila, los mismos que desgastaron a Lumumba,
Mondlane, Betty Shabazz, Die, Princesa Di!, Ralph
Featherstone, Little Bobby

Quién encarceló a Mandela, Dhoruba, Geronimo,
Assata, Mumia, Garvey, Dashiel Hammet, Alphaeus Hutton

Quién mató a Huey Newton, Fred Hampton,
Medgar Evers, Mikey Smith, Walter Rodney,

Fueron los mismos que intentaron envenenar a Fidel
Que intentaron mantener Oprimidos a los Vietnamitas

Quién puso precio a la cabeza de Lenin

Quién puso en hornos a los judíos,
y quién les ayudó a hacerlo

Quién dijo “Primero América”
y aprobó las estrellas doradas

Quién mató a Rosa Luxemburgo, Liebnecht
Quién mató a los Rosenbergs
Y a toda la buena gente congelada,
torturada, asesinada, desaparecida

Quién salió rico de Argelia, Libia, Haití,
Irán, Irak, Arabia Saudita, Kuwait, Líbano,
Siria, Egipto, Jordán, Palestina,

Quién cercenó las manos de la gente en el Congo
Quién inventó el Sida Quién puso los gérmenes
En las mantas de los Indios
Quién concibió “El Sendero de Lágrimas”

Quién amplió el Maine
& empezó la guerra Hispano Americana
Quién puso de regreso a Sharon en el poder
Quién respaldó a Batista, Hitler, Bilbo
Chiang Kai Chek
Quién decidió que la Acción Afirmativa tenía que seguir
Reconstrucción, El Nuevo Negocio, La Nueva
Frontera, La Gran Sociedad,
Quién hace que Tom Ass Clarence trabaje
Quién hace que salga la boca del Cólon
Quién sabe qué clase de Skeeza es una Condoleeza
Quién le paga a Connelly por ser un negro boscoso
Quién da Premios de Genio al Homo Locus
Subsidere

Quién derrocó a Nkrumah, Bishop,
Quién envenenó a Robeson,
quién trato de poner en la cárcel a DuBois

Quién conspiró contra Rap Jamil al Amin, Quién conspiró contra los Rosenbergs, Garvey,
los Scottoro Boys,
Los Diez de Hollywood
Quién inició el Fuego del Reichstag
Quién sabía que el World Trade Center iba a ser bombardeado
Quién le dijo a 4000 trabajadores israelíes en las Torres Gemelas
Que permanecieran en casa ese día
¿Por qué Sharon permaneció lejos?
Quién / Quién / Quién /
Explosión de Lechuza dicen los periódicos
la cara del diablo fue vista

Quién QUIËN Quién QUIËN

Quién obtuvo dinero de la guerra
Quién consiguió pasta con miedo y mentiras
Quién quiere al mundo tal como es
Quién quiere al mundo gobernado por imperialismo y opresión nacional y terror
violencia, y hambre y pobreza.
¿ Quién es el amo del Infierno?
Quién es el más poderoso
¿Quién que alguna vez conocieras ha
Visto a Dios?
Pero todos han visto
Al Diablo
Como una Lechuza explotando
En tu vida en tu cerebro en ti mismo
Como un Lechuza que conoce al diablo
Toda la noche, todo el día si tú escuchas, Como una Lechuza
Explotando en fuego. Escuchamos levantarse a las preguntas
En terrible llama como el silbato de un perro demente
Como el vómito ácido del fuego del Infierno
Quién y Quién y QUIEN quién quién

¡Quiieeeeeen y Quieeeeeeeeennnnnnn!


                                    Traducción de Rafael Patiño