martes, 2 de diciembre de 2014

JULIÁN LÓPEZ





En el chirriante enero Juana de Arco
en el agosto granizado de lila
por la muerte ojalada del Jacarandá.
Qué me importa morirme de dolor.
Qué me importa que sea tarde para casi todo.
Qué me importa.
Yo tengo mi Villeneuve,
crema hidratante extra body con vitamina A
piel muy seca revitalizante restaura y nutre tu cuerpo
para mayor información escriba a
DIVISIÓN CALIDAD TOTAL.



Virgen Reductora,
perdido en tu santuario,
la cocina y sus esfinges planas:
baldosas que saben desde la infancia
el horóscopo que va a desplegar
y que alguien verá error
un día cuando pliegue
la bata que encarna el origami.

Ruego yo,
por los niños trasplantados
en la cuna sorprendente de la falla,
corazón eviscerado.
¡Oh! Reductora en tus saquitos,
dame tu tisana alivia menudencia;
que este calvario
y que las muelas también clavan
su amor desmesurado.

Las mujeres baten claras merengadas
y golpean sus caderas rítmicas contra la pared
para adelgazar la vergüenza de su poca devoción,
yo soy niño y mis amigos.

Cada quien en su lección
de enrolar el origami,
ellos se casaron
predicción común de compañeros de primaria.
Las mujeres de hoy
vienen con ritmo incorporado.

Y vos, Reductora,
virgencita en caja,
Arseligasol
dame a mí,
aunque sea una silueta.



Carta

Querida DIVISIÓN CALIDAD TOTAL:
Te escribo desesperado.
Hace un calor horrible.
Me mata este violento tirite azul en los huesos.
Me muero de dolor.
Ahora es de noche y durante el día pensé que no importaba.
Te lo ruego.
Necesito mayor información.



Poemas de
       Lo malo de ustedes es que tienen toda la onda