martes, 2 de diciembre de 2014

JORGE WAGENSBERG





EL PENSADOR INTRUSO

El espíritu interdisciplinario en el mapa 
del conocimiento



Primera parte


El conocimiento es pensamiento empaquetado


Sin lenguaje se puede pensar, pero no se puede comprender

La mente piensa. Más aún: a la mente le cuesta mucho dejar de
producir pensamiento. Hay que concentrarse más para no pensar que, por ejemplo, para no respirar. La mente se apoya en un cerebro que dispone de unos ochenta y cinco mil millones de neuronas, lo que significa a su vez un número colosal de conexiones posibles.
Esto da una idea del tamaño que puede llegar a alcanzar un pensamiento en bruto, es decir, un pensamiento con todos sus matices originales, un acontecimiento que aún no ha trascendido fuera de la mente…
                                                                          /leer más