viernes, 29 de agosto de 2014

LÉON-GONTRAN DAMAS





Hipo


Y aunque tome siete sorbos de agua
tres o cuatro veces en las veinticuatro horas
me regresa mi infancia en un hipo que sacude mi
      instinto
como el polizonte al pilluelo
Desastre
hábleme del desastre
hábleme de eso
Mi madre queriendo un hijo de buenos modales en la
mesa
         las manos sobre la mesa
         el pan no se corta
         el pan se parte
         el pan no se desperdicia el pan de Dios
         el pan del sudor de la frente de su Padre
         el pan del pan

         Un hueso se come con mesura y discreción
         el estómago debe ser sociable
         y todo estómago sociable se abstiene de eructos
        un tenedor no es un mondadientes
        prohibido sonarse
        haciendo ruido
        a la vista de todo el mundo
        además enderécese
        una nariz bien educada no limpia el plato
        y después y después
        y después en el nombre del Padre
                       y del Hijo
                       y  del Espíritu Santo
        al final de cada comida
              y después y después
              y después desastre
hábleme del desastre
hábleme de eso

Mi madre queriendo un hijo memorando
           si no se aprende su lección de historia
           no irá a misa el domingo con
           su ropa de domingo
           este niño será la vergüenza de nuestra familia
           este niño nos tendrá con el credo en la boca
           cállese

           no le he dicho que debe hablar francés
           el francés de Francia
           el francés del francés
           el francés francés

Desastre
hábleme del desastre
hábleme de eso

Mi madre queriendo un hijo hijo de su madre
           usted no saludó a la vecina
           otra vez con los zapatos sucios
           y que lo vuelva a ver en la calle
           en el prado o en la plaza de la Savane
           o a la sombra del monumento a los muertos
           jugando
           bromeando con cualquier fulano
           un fulano cualquiera que no ha recibido el bautismo

Desastre
hábleme del desastre
hábleme de eso

Mi madre queriendo un hijo muy do
           muy re
          muy mi
          muy fa
          muy sol
          muy si
          muy do
          re-mi-fa
          sol-la-si
                  do

          Me llegó el rumor de que usted no estaba
          en su clase de violín
          un banjo
         ¿dice usted un banjo?
         ¿cómo dice usted?
         un banjo ¿de verdad dice usted un banjo?
         no señor
         sepa que en nuestra casa no se acepta
         ni ban
         ni jo
         ni gui
         ni tarra
         los mulatos no hacen eso
         déjeles ya eso a los negros. 



                      Trad. Rosalía Cortés R.(Bogotá 2005)