lunes, 21 de julio de 2014

REYNALDO SIETECASE


Reynaldo Sietecase


Los mineros invisibles


Sólo la muerte los rescata
Saben que en el olvido
crece el socavón más peligroso

“Yo te lo dije Juan
es bueno tener miedo”
Quemados
Asfixiados
Sepultados bajo toneladas de negrura
los mineros de Río Turbio
vuelven a la superficie

“Mirá por donde vas
movete con cuidado”
Con las manos curtidas
y las caras tiznadas
emergen de la tierra
cargando con sus penas
sus terrores

“Yo te lo dije Negro
no confiés en tu suerte
cavar tan cerca del infierno
debe tener su precio”
Ante ese desfile de espectros con linterna
las viudas no lloran
los niños no esperan
Ante su paso firme y sus canciones
El empresario ruin
El político infame
El dirigente cómplice
Como brasitas que arden
se pierden por el aire.



                    De Hay que besarse más (Ediciones En Danza 2005).




Mi madre murió en la guerra


Mi madre murió en la guerra
Escuché la historia de sus proezas bélicas
tantas veces
que el olor a pólvora
los tremendos estallidos de las bombas
que acompañan puntuales el recuerdo
ya no laceran mi alma

Era niño
¿Era niño?
Ella me apretaba contra su pecho
y yo me estremecía
como un gorrión recién caído de su nido
Identifiqué la interrupción
de su aluvión de abrazos
con el peor de los castigos
Una venganza de Dios
por mi escaso entusiasmo en la misa del domingo
las rapiñas en los comercios del barrio
las reiteradas masturbaciones
los picados a la hora de la siesta
mis otros vicios

Después me enamoré con pasión
con desmesura
pero nunca logré abrazos como aquellos
Mi madre me atenazaba
para que durmiera con los angelitos
arrorró mi niño arrorró mi amor
para que no cayera
Atrapado en su cuerpo fui invencible
sana sana colita de rana

Si los bombardeos sorpresivos
Las matanzas de civiles
La hecatombe nuclear
Hubiesen sido un cuento
Una horrible pesadilla de infancia
Ella todavía estaría aquí
Con su camisón floreado
Su gorra de soldado
Su mirada serena
Sus manos hábiles
Preparando la pasta para todos

Claro que la historia recuerda
con menor grado de detalle
a quien sale a barrer el patio
te ayuda con la tarea de la escuela
limpia la jaula de los pájaros
y tiene oficio de abrazos
que a quien comanda un ataque
gritando Patria o Muerte.