jueves, 17 de julio de 2014

BLAISE CENDRARS


Blaise Cendrars à Villefranche-sur-Mer 1948/49, © Robert Doisneau/RAPHO
       BC por Robert Doisneau, 1948/49



Noches estrelladas


Yo paso la mayor parte de la noche sobre el puente
Las estrellas cercanas de nuestras latitudes se inclinan inclinan sobre el cielo
La Estrella Polar desciende cada vez más sobre el horizonte norte
Orión- mi constelación- está en el cenit
La Vía Láctea como una hendidura luminosa se ensancha cada noche
La Osa es una pequeña bruma
El sur es cada vez más oscuro ante nosotros
Y yo aguardo con impaciencia la aparición de la Cruz del Sur al este
Para hacerme paciente Venus se hace doble de grandiosa y quíntuple de resplandor
como la luna ella deja una estela sobre el mar
Esta noche yo he visto caer un meteorito.



                                              Versión de Damaris Calderón



Amanecer


Bajé al amanecer a la sala de máquinas
Oí una última vez el hondo respirar de los pistones
Apoyado en la frágil barandilla de níquel sentí una última vez la sorda vibración de los motores penetrar en mí con el olor del aceite sobrecalentado y la tibieza del vapor
Nos tomamos un trago con el jefe de mecánicos hombre tranquilo y taciturno que tiene una sonrisa de niño y que jamás discute y yo
Mientras salía de su camarote el sol salió con naturalidad del mar y quemaba ya mucho
El cielo color malva no tenía ni una nube
Y mientras enfilábamos con rumbo a Santos nuestra estela describía un gran arco de círculo que refulgía sobre el mar inmóvil


                                          Versión de Ezequiel Zaidenwerg


Blaise Cendrars(Seud.  de Frédéric Sauser Hall; La Chaux-de-
Fonds,1887 - París, 1961). Escritor francés de padre suizo y
madre escocesa.
La característica más notable de este extravagante escritor
fue su gran afición por los viajes. Fue, también, poeta, guio
nista y soldado.