miércoles, 11 de junio de 2014

ÓSCAR OLIVA








No está en ninguna parte...


No está en ninguna parte
Cuando regresé de la oficina busqué su sombra
levanté el cuaderno
arrimé la silla a la mesa
y me puse a trazar su geometría
Tomé un vaso de agua y me sorprendió su dulzura
Busqué en mi traje en las gavetas de mi escritorio
Cansado sentí deseos de mujer pero no salí a la calle
Releí viejas cartas que me puse a atar lazos con mi saliva
a construir amores perdidos con mis cabellos
habitaciones y amigos que un día conocí en mi frente
Pero sentía su presencia como un acoso
su lujuria dentro de mi estómago
(Tal vez en el jardín desenterraba plantas y buscaba hormigas
para la poderosa baba de su lengua entumecida como escorpión)


                                                 en Áspera Cicatriz


Óscar Oliva(Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en 1937). La voz desbocada 
(en La espiga amotinada, 1960); Áspera cicatriz (en Ocupación de la 
palabra, 1965); Estado de sitio (1972); Trabajo ilegal (1994); Ecouter 
le monde, Escuchar el  mundo, selección y presentación de José María 
Espinaza (Québec, 2000) y Lienzos Transparentes (2003).