jueves, 5 de junio de 2014

GARY SNYDER











Lo que debes saber para ser un poeta


todo lo que puedas sobre animales y personas.
los nombres de árboles y flores y yuyos.
los nombres de las estrellas y el movimiento de los planetas
                                       y la luna.

tus propios seis sentidos,
con una mente elegante y alerta.

al menos un tipo de magia tradicional:
adivinación, astrología, el libro de las mutaciones, el tarot;

los sueños.
los demonios ilusorios y los brillantes dioses ilusorios;

besar el culo del diablo y comer mierda;
cojerte su pija puntiaguda y caliente,
cojerte a la bruja,
y a todos los ángeles celestiales
                              y doncellas perfumadas y doradas-

y entonces amar lo humano: esposas         maridos       y amigos.

juegos de chicos, historietas, chicles-globo,
lo extraño de la televisión y la publicidad.

trabajar, secas y largas horas de trabajo gris, tragado y aceptado
y al final soportado y amado.             agotamiento,
                           hambre, descanso.

la libertad salvaje de la danza, éxtasis
la iluminación silenciosa y solitaria, énstasis

peligro real.   apuestas.   y el borde de la muerte.


                                                       Versión Griselda García





Gary Snyder, julio de 2002. Foto por John Suiter.