martes, 3 de junio de 2014

EDUARDO LLANOS MELUSSA


Resultado de imagen para EDUARDO LLANOS MELUSSA


DECLARACIÓN DE QUIEBRA

Me cansas, poesía, rumorosa felina,
musa musitadora, golondrina fogosa.
Pero aunque te niego, persisto en esta cosa
de creer que un incendio se apaga con bencina.

Me asomo a la ventana, descorro la cortina
y creo verme pasar: voy a cavar mi fosa
y a grabar mi epitafio ("Bajo tierra reposa
un iluso que quiso filmar en la neblina").

Porfiada tortícolis de ser juez y ser parte,
emitiendo y tasando, como monedas duras,
acciones de mi endeble empresa de papel.

Ni poeta ni sastre: estoy harto de este arte
de enhebrar agujas en tu pieza a oscuras
y de hilvanarte fundas, serpiente cascabel.




PIEDRA BLANCA SOBRE UNA PIEDRA NEGRA

Aunque muerto en París, con aguacero,
teniendo de eso un recuerdo previo,
esta noche revives mientras soplo
el polvo de tu libro doloroso.

Yo quisiera dormir, pero no logro
sino cubrirme el rostro con tu velo,
sentir seco mi pecho, vivo tu hueso,
y liberar un tímido sollozo.

César Vallejo vive: lo declara
un noctámbulo que hoy ante tus páginas
se apunó con ese ahogo tuyo.

¡Amado sea tu pulmón sombrío!
¡Amadas sean tus señales de humo,

amada sea tu huella en el camino!

----------------------------------
----------------------------------