lunes, 30 de junio de 2014

ANTONIO ÁLVAREZ GIL





Algunas impresiones sobre mi viaje a Cuba


A principios de año y luego de una ausencia
sumamente larga, pasé algo más de dos semanas
en mi patria. Aunque se trataba de una visita de
carácter familiar, tuve oportunidad de ver, indagar,
preguntar a la gente sobre el estado del país.
Como es natural, hablé mucho con mis hermanas,
y también con los amigos de otros tiempos, con
intelectuales, choferes, amas de casa…, en fin,
con personas procedentes de los más diversos
estratos sociales. Una de las cosas que más llamó
mi atención en/a-cuba/