miércoles, 21 de mayo de 2014

RON SILLIMAN








El cuaderno chino

   (fragmentos)


1. Caprichosamente, damos vueltas a las palabras. Los sustantivos premian a los objetos por su significado. La silla en el aire está cubierta de cabello. Ninguna parte está en contacto con el planeta.


2. Cada vez que paso por el garage de cierta casa amarilla, unos ladridos me saludan. La primera vez que esto ocurrió, un miedo instintivo me recorrió. Nunca he sido atacado. Sin embargo creo firmemente que si abriera la puerta del garage, me enfrentaría a un perro.


3. Chesterfield, sofá, diván canapé —¿todas estas cosas se refieren al mismo objeto?— De ser así, ¿son éstas las condiciones particulares de una palabra?


6. Escribí esta oración con un bolígrafo. ¿Si hubiera usado otra pluma habría sido una oración diferente?


11. Al rosa y al marrón podríamos llamarlos rojos.


18. Elegí un cuaderno chino, sus delgadas páginas que no se cortan, sus seis columnas de línea roja que giré 90 grados, la forma en que terminan con curvas tanto arriba como abajo, para ver cómo se podría alterar la escritura. ¿Es más plana, más ligera? Las palabras, mientras las escribo, son más largas, cubren una mayor superficie en este plano pictórico de dos dimensiones. Debo, entonces, escoger términos más cortos —¿el impacto de la página en el vocabulario?—.


19. Porque lo imprimo, avanzo con más lentitud. Imaginen capas de aire sobre el planeta. La más cercana al centro de gravedad se mueve con rapidez, mientras que la que está arriba se arrastra. La de abajo es el pensamiento, el planeta es el objeto del pensamiento. Pero lo que se ve desde el espacio es lo que se filtra a través del lento aire externo de la representación.


21. Un poema en un cuaderno, en un manuscrito, en una revista, en un libro, reimpreso en una antología. La letra y los contextos difieren. ¿Cómo podría ser el mismo poema?


23. De niño viajaba con mis abuelos por Oakland o por el campo, y repetía las señales que pasábamos, las direcciones, los nombres de poblaciones o de restaurantes, los anuncios. Ahora esto me parece una forma básica de actividad verbal.


25. ¿Cómo puedo mostrar que las intenciones de este trabajo y de la poesía son las mismas?



45. La palabra en el mundo.

                                                                   Versión de Santiago Matías