miércoles, 30 de abril de 2014

ERRI DE LUCA








Considero valores todas las heridas


Considero valor cada forma de vida, la nieve, la fresa, la mosca.
Considero valor el reino mineral, el conjunto de las estrellas.
Considero valor el vino junto a la pasta, una sonrisa involuntaria,
el cansancio que no niegan dos viejos que se gustan.
Considero valor lo que mañana no valdrá nada y lo que hoy ya vale poco.
Considero valor todas las heridas.
Considero valor ahorrar agua, reparar zapatos, callar a tiempo,
socorrer a gritos, pedir permiso antes de sentarse, probar gratitud
sin recordar bien el porqué.
Considero valor poder saber donde está el norte en una habitación
y el nombre del viento que seca la ropa.
Considero valor el viaje del vagabundo, lo clausura del monje,
la paciencia del condenado sea cual sea su culpa.
Considero valor emplear el verbo amar y la hipótesis
que un creador existe.
Muchos de estos valores no los he conocido.



                                                  Traducción de Georgina Rôo





A. R. AMMONS





Ría de Corsons(frag.)


liberado por el paseo, fui absuelto de las formas,/ de las perpendiculares,/ las rectas, los bloques, las cajas, las ataduras/ del pensamiento/ a los matices, sombras, emergencias, fluidas curvas y fusiones de la mirada:// me permito remolinos de sentido:/ cedo a una dirección de significancia/ que corre/ como un arroyo por la geografía de mi obra.


                 de BASURA Y OTROS POEMAS. LUMEN, 2013. 
                      EDICIÓN DE DANIEL AGUIRRE Y MARCELO COHEN


 




WENDELL BERRY





Bosques

Separo las ramas salientes
y entro bajo
los santos árboles que me bendicen.
Aunque soy silencio
a mi alrededor hay cantos.
Aunque soy oscuro
a mi alrededor hay visión.
Aunque soy pesado
a mi alrededor hay elevación.


El vidrio frío

Entre el mundo de los vivos
y de los muertos
hay un vidrio frío y claro:
el hombre que se acerque mucho
lo empañará con su respiración
o tendrá que contener el aliento



                Trad. Gaspar Orozco(poeta y traductor mexicano).




Wendell Berry es ensayista, novelista y poeta estadounidense.
Su filosofía, que ha expuesto en su poesía, en sus ensayos y en
sus novelas, es bastante más compleja y merece un cuidadoso
análisis. Se le podría ver como un heredero de Thoreau, pero
también como un continuador de la línea de Worsdworth, es 
decir, la tradición lírica inglesa de visión de la naturaleza, y a 
través de ella, de exploración filosófica.

ERICH KÄSTNER





La conferencia de los animales es una fábula moderna -aunque esté escrita en 1949-, donde los animales, además de hablar y pensar, son capaces de organizar conferencias y traer la paz y la esperanza al mundo. El autor elige a los animales para transmitir este mensaje pacifista a los niños de hoy, porque los animales no saben de guerras ni de razas ni de otros defectos humanos.

La búsqueda y la lucha por la paz, tema central del libro, traerá consigo la crítica a los gobernantes y a los militares, creadores del hambre, la destrucción y el exilio de miles y miles de individuos que vagan...




BOHUMIL HRABAL





Bohumil Hrabal, el plus ultra de la literatura checa


Cuando murió Bohumil Hrabal (Brno, 1914 - Praga, 1997), dijeron que se había caído de la sexta planta del hospital en el que estaba ingresado mientras intentaba dar de comer a las palomas. Pero lo cierto es que el escritor checo, que llevaba años enfermo, se arrojó por la ventana. “El suicidio fue un tema recurrente en su filosofía y acabó cometiéndolo”, asegura su traductora al español, Monika Zgustova, otorgándole al novelista la categoría de filósofo porque “en sus libros había tanta literatura como filosofía”…





















BOHUMIL HRABAL


             Una soledad demasiado ruidosa


                                                    Traducción de Monika Zgustova











MARK STRAND





Entrevista a Mark Strand


                            Ezequiel Zaidenwerg


La charla, que duró una hora y media, tuvo lugar en un pequeño playground: cuando llegamos, no había nadie allí, pero pronto empezaron a llegar los niños, que corrían y chillaban a nuestro alrededor; y para proteger la voz de Strand, serena y reflexiva, nos teníamos que trasladar de un banco a otro. Esta entrevista repasa su carrera, desde su iniciación como pintor y sus comienzos en la poesía, hasta su libro más reciente, Casi invisible, que anuncia su retiro…



ERRI DE LUCA


ERRI ESCALANDO




Err De Luca en "Journey = infinito" 8b + Cueva dell'Arenauta - Sperlonga





Err De Luca en "Journey = infinito" 8b + Cueva dell'Arenauta - Sperlonga








Image of Erri De Luca


fotografías de Fabiano Ventura:

ERRI DE LUCA




DOS


Cuando seamos dos seremos vigilia y sueño
profundizaremos en la misma pulpa
como el diente de leche y su siguiente,
seremos dos como son las aguas, dulces y saladas,
como los cielos, del día y de la noche,
como los pies, los ojos, los riñones,
como los tiempos del pálpito
los golpes del respiro.
Cuando seamos dos no tendremos mitad
seremos dos que no se podrán dividir en nada.
Cuando seamos dos, ninguno será uno,
uno será igual que ninguno
y la unidad consistirá en ser dos.
Cuando seamos dos
cambiará el nombre del universo
y será diferente.





MAMÁ


Dentro de ti fui yema, huevo, pez,
las eras infinitas de la tierra
atravesé tu placenta,
fuera de ti me conté en días.
Dentro de ti pasé de célula a esqueleto,
un millón de veces me hice grande,
fuera de ti el crecimiento ha sido inmensamente menor.
Salí del cascarón de tu plenitud
sin dejarte vacía porque el vacío
lo llevé conmigo.
Vine desnudo, me cubriste,
así aprendí desnudez y pudor
la leche y su ausencia.
Me pusiste en la boca todas las palabras
a cucharaditas, salvo una: mamá.
Ésta la inventa el hijo moviendo los labios
ésta la enseña el hijo.
De ti tomé las voces de mi tierra,
las canciones, las injurias, los conjuros,
de ti escuché el primer libro
tras la fiebre de la escarlatina.
Te ayudé a vomitar, a freír las pizzas,
a escribir una carta, a encender un fuego,
a terminar los crucigramas, te derramé el vino
y manché la mesa,
no he puesto un nieto en tu regazo
no te he hecho llamar a una prisión
no todavía,
de ti aprendí el luto y la hora de terminarlo,
a tu padre me parezco, a tu hermano,
no he sido hijo.
Tengo tus ojos claros.
No su peso.
A ti te lo he escondido todo.
He prometido quemar tu cuerpo
y no darlo a la tierra. Te daré al fuego
hermano volcán que nos orientaba el sueño.
Te esparciré en el aire después del aguacero
en la hora del arco iris
que te hacía abrir de par en par los ojos.


                                                Trad. Cristina Carrasco


http://www.kniestphotography.net/files/gimgs/1_erridelucacingokniest9598b.jpg




Erri de Luca (Nápoles, 1950) es novelista, traductor y poeta. 
Participó en el movimiento del 68 y fue miembro del grupo 
Lotta Continua. Es autor de más de cincuenta obras, entre las 
que destacan Aquí no, ahora no (1989), Tú, mío (1998), Tres 
caballos (1999), Montedidio (2002), o El peso de la mariposa 
(2009).

martes, 29 de abril de 2014

THOMAS STEINBECK





El Loto de plata:  Steinbeck, Thomas

«Escribe con elegancia, maestría y pasión. Thomas ha heredado el talento de su padre. Es estupendo que haya de nuevo un Steinbeck en las letras americanas.» Pat Conroy

«La combinación de abundantes detalles históricos, emocionantes descripciones y una protagonista fuerte, la indómita señora Yee, otorgan una considerable profundidad emocional a la narración.» 
Publishers Weekly



El capitán de barco Jeremiah Macy Hammond es uno más de los hijos del Nuevo Mundo. Por su profesión, debe enfrentarse a piratas, violentas tormentas y enfermedades mientras traza rutas ignotas a través del océano Pacífico y abre mercados nuevos en Hawái, México y China. Allí conoce a la hermosa Loto de Plata, la bienamada hija de una opulenta familia de empresarios cantoneses. Ambos se enamoran apasionadamente y corren aventuras que darán forma a sus vidas; su amor trasciende las fronteras, los océanos y las culturas, y el matrimonio acaba estableciéndose en la costa norte de una California que comienza a prosperar económicamente en un clima de creciente racismo.














Thomas Steinbeck(Manhattan, 1944). Se licenció en la escuela de
cine de UCLA, aunque la guerra de Vietnam interrumpió sus estudios
Retomó su vocación a su regreso a los Estados Unidos como guionista
de diversos documentales, películas, proyectos televisivos y adapta
ciones de las obras de su padre, John Steinbeck. Inició su carrera
literaria en 2002 con Down to a Soundless Sea, un compendio de relatos. 
En 2010 publicó In the Shadow of the Cypress, su primera novela.
Alentado por las fantásticas críticas recibidas, Loto de Plata llegó al
mercado tan solo un año más tarde.

JOAN MIRÓ





Miro
La Masía.1922. Óleo sobre lienzo. 





MUJER Y PÁJARO, 1983




























EL HOMBRE CON PIPA























artcontemporanigeneral.blogspot.com.ar/

lunes, 28 de abril de 2014

ELISEO ALBERTO





Informe contra mí mismo

             Un libro emblemático


                                                    Sara Sefchovich


En 1997 se publicó Informe contra mí mismo de Eliseo
Alberto. Lo compré a pesar de su horrenda portada, por-
que el título era muy provocador. Y cuando lo leí me
usó una conmoción…



JOSÉ KOZER





«LIMINAR»: LA POESÍA DE JOSÉ KOZER(Fragmento)

                                                                                   Reynaldo Jiménez

La poesía de José Kozer es un método de escritura porque es una manera de vivir, haciendo de su práctica cotidiana oficio y profesión de fe, fluido rigor de una eclosión continua. Sin amainar la animalidad emotiva que la recorre, ella roe y corroe todo conocimiento parcial que predestine. Pero no en pie rupturista o esencialista, sino anudando, resaltando la culebra restallante del enlace por el verbo. Lo cual no quita, por cierto, una pugna al interior de sus desplazamientos, ira festiva en su festina lente, una rebelión por la belleza de reunir, dirigida al atravesamiento de las nociones retentivas, para hacer espacio (oído interno, diría Kozer).

En aras de esta infraescucha proliferante, abre su singular sintaxis (360 grados a la redonda, a años luz de toda metafísica) atenta al devenir rumor que, en otro contexto, tal vez llamaríamos percatación.

Es allí, y no en reposados escenarios, que la poesía es algo que acontece como meditación, a salvo de toda actitud o postura premeditada. La action writing kozeriana refleja, multifacética, la lentísima paciencia inspiradora. A medida que se articula(n) la(s) escucha(s), el rumor desatado aglutina en su insistencia una saga de intimidades, una sarta de koans donde la gesta heroica no ha cesado, aun como gesto supérstite de aprendizaje, y anuda para desenlazar, con renuevo, los prestigios acezantes de la lengua.

A estos poemas tan especiales puede aplicarse, reverberación intermitente, la moción acendrada por una escatología (tanto trato con la muerte cuanto luz excrementicia) convertida en revuelta del instante a través de la interzona del verbo. Escatología que se deshace, furibunda impúdica, del lastre metafísico en connivencia con la sombra, en tanto participación en los bienes contradictorios e inasibles de la vitalidad, mediante una rítmica de una vez sacrílega y sacramental. 

El derrame berrueco (berroqueño) arrastra con fruición de rueca y enroques vertiginosos ensambles consonantes, regueros respiratorios: escrivirar somático, asomante, cenestésico. La lengua escrita nutre al habla original. Ora (rosa rítmica que no decae) enfocada en sus referencias pulsátiles, minuciosas pero siempre cambiantes en la reverencia. Un realce a lo real sin sellarlo en la premasticación de algún realismo estipulado: por añadidura, insistencia en el enclave mortal, en apercibimiento de la ambigua luz nutriente que sostiene a la conciencia en, y ante, aquello que proyecta, percibe, encuentra, transmuta, pierde. Ama.

Porque amor es cornucopia y multiplica al Oído: la desnudez es la entrega. Sólo la desnudez es abundancia. Cascada seminal de frutos verbales, joyas reminiscentes de hablas horadando en la ofrenda, por insumisa corriente de los arrastres, por inmediatez e insuficiencia, que atraviesa la sólita condición de contingencia en éste, nuestro estar-con-vida, donde la palabra es porque devuelve al cuerpo. La esfinge del esfínter, para más ejemplo de bajo continuo, ya es un escarabajo que fue estrella, por gracia preñada de lo escrito. 

La distensión del bajofondo (esfínter cual párpado en ojete o daimon de la valva cardíaca) va junto a la expansión por las alturas cantantes y catadoras (boca deslenguada para la voz que apersona, tras el agujero impersonator, velocidades del sentido, hecho corpóreo). Por la vivacidad de semejante encarnación, la poesía de Kozer releva identidades netas y revela el ascua (combustible inquietud) de su mitad oscura, así como en ciertos árboles la raíz por la copa se adivina.


Precisa ferocidad la del relieve (haciendo espacio en la palabra): la pieza «Danza macabra», por mencionar apenas una de las diez que componen el tríptico, despliega una para-rapsodia, que a lo funéreo adereza con lo fiestero, y de esta forma acrecienta el pathos. En su percusiva sintaxis, la inteligencia física del lenguaje, que es una dicha, muestra las heridas pero también lo que vincula, lo que asombra, lo que llama la atención y en el acto materializa.








La guerra en los bosques


Anoche

 llovió y quedan esquirlas de la luna en
                         los charcos. En un claro

de bosques

la luna nueva, estancada. Un disparo: el
                                             caballo

a galope

por las esquirlas de la luna y el jinete

                                 a galope

que confunde

un destello y la luna nueva bajo el limo. 





De lo real a lo pintado


Una
guía
de
la
naturaleza,
el
estudio sistemático por colores de las flores de jardín: hoy,
     la glicinia (Japón) mañana
     el espliego (un tocador con
     luna doble donde se sienta
     a empolvarse mi madre la
     calavera) acto seguido las
     rosas de Siria (tanto abundan
     que podríamos llamarlas
     rosas del Uruguay, Monrovia,
     Mishima, rosas de Jatibonico):
     “and Basho/on my mind”
     (Lorine Niedecker). Me he
     exaltado mucho recordando
     anoche la figura de Thoreau,
     campos nevados de Japón,
     la época (era) cuando descubrí
     el ensayo de Tanizaki sobre
     arquitectura nipona, primeros
     escarceos míos con Yamato.
     Y ahora, cayéndome a pedazos,
     en el puro hueso, la astilla a
     punto de aserrín (aserrán)
     caballitos del diablo, maderos
     de San Juan, aguanto el tramo
     final leyendo a Oppen,
     Reznikoff, Jonathan Williams,
     Guy Davenport: banquetazo.
     En un país hundido, di
     Tzedreite States of America
     reo y (no) juez de una
     humanidad podrida, leer. Ya
     que no hay a qué salvación,
     leer. Dar la espalda a los
     blogueros, cultos googleros,
     la giga es una danza y una
     composición (Bach) musical.
     Mucho cuidado a la hora de
     considerar las palabras: wow
     no es una palabra. Gig no es
     una palabra. Piruétano,
     quejigo, sitibundo, toma
     castaña, son palabras. El enemigo
     de la biblioteca universal se llama
     Facebook. Libros y no pantallas.
     Se junten los cuerpos como les d
     la gana, en la cama, por los suelos,
     los establos: el acto carnal no es
     perverso, perverso es lo virtual
     (por delante y por detrás). No
     clamo ni reclamo, soy moderno:
     alejado, procuro subsistir en lo     
     económico de un modo módico,
     poca nafta, mucha bicicleta: llegó
     la hora de ponernos de consuno
     a pedalear (si este poema se
     hace conocido ya podrán los
     fabricantes de bicicletas, por
     seguro chinos, pasarme, bajo
     cuerda, una comisión). Aurora,
     éste es mi día: termina el año,
     mañana se cumplen 34 años de
     casado con Guadalupe, todo se
     presta a tomar una resolución.
     Resuelvo, por tanto: cultivar
     mi huerta (es decir, leer): oír
     (Candide) las admoniciones
     del turco: “El trabajo ahuyenta
     tres grandes males: el tedio, el
     vicio y la necesidad.” Tres
     males que hoy en día son uno
     solo: el tedio. Mirad a vuestro
     alrededor, todos corren, culos
     de mal asiento, corred, corred
     a que os desplumen. Resuelvo,
     empeñoso de mí, leer, escribir,
     morir con el diccionario abierto,
     la tinta (gel) corriendo. Voz del
     padre (hacerle caso omiso): ¿a
     qué tanto leer, tanto ir dejando
     un rastro escribiendo? Nada de
     padres, mejor oír la voz de los
     poetas, ítem: James Wright
     preguntándole a Kenneth
     Rexroth por qué escribe: “To
     overthrow the capitalist
     system and to get laid - in
     that order.” Concuerdo, sólo
     que
el
orden
alterando
de
los
factores. 








NOCION DE JOSE KOZER


                         POR GUSTAVO PEREZ FIRMAT







José Kozer. Poeta, ensayista, traductor y profesor universitario cubano residente en New York, Estados Unidos de América desde 1960.