jueves, 16 de enero de 2014

SAINT-POL-ROUX





GÓLGOTA


Con sus velos más tristes, el nublado horizonte
se crispa sobre el drama universal del monte,
y lanza triangulares con su brusco perfil
sobre el asta simulan la lengua de un reptil.

Clavado entre dos lobos de humanado semblante
y como fresco trozo de carne palpitante
agoniza el cordero, a la cruel embestida
del odio, aquel que daba su mansión y su vida.

Jesús bala un perdón supremo en la tormenta
en que cruje y rechina su estrujada osamenta;
mas la sangre purpúrea que de su frente llora
sus angustias divinas de corales enflora.

Judas, siniestro sapo con humano atavío
Bajo un árbol clemente mece un dolor tardío,
Y se dice que arriba han muerto los luceros
Para no parecerse a los treinta dineros.

                                    Trad. Enrique González Martinez



LA ENCANTADORA DE SERPIENTES

                                                                 a Alfred Jarry

Sobre el pulgar del pie, senos de proa, pública, se arquea en cueros: diadema a sus plantas, desenrollándose en el resorte de su gesto,
lascivamente brotan hacia los ojos de rocío las serpientes hasta hace un instante adormecidas, y la muchacha, de súbito, se abandona al
brasero de espirales que la multitud cree rubíes bajo las escamas, mientras Satán, dueño del circo, husmea el festín que se prepara al
fondo de la crápula, pues los reptiles han invadido ya la carne cincelada de flechas vivas y van a consumir el alma del ídolo que se
pasma, simbólico, en su maligna apoteosis de revoluciones, un silbido de víbora entre sus labios de cereza.

                                        Trad. Manuel Alvarez Ortega


Paul Roux, llamado Saint-Pol-Roux-le-Magnifique, nació en 1861
en Saint-Renri , próximo a Marsella. Durante la ocupación de
Francia en la segunda guerra mundial, el 23 de junio de 1940
un soldado alemán allana su casa, mata a la sirvienta e hirie a su 
hija y a él mismo, muriendo unos meses más tarde, en el hospital 
de Brest. Tiene una extensa obra poética.