miércoles, 22 de enero de 2014

ROBERT CREELEY





RECUERDO - DICIEMBRE


Yo había deseado
un año tranquilo,
luz en la oscuridad,
el final de los miedos.

Para el recién nacido
era mi credo,
en el pesebre,
en aquel humilde establo.

Tan pronto los animales
de la niñez
devolvieron la bondad,
hicieron el cuidado posible.

Pero este mundo de ahora
con sus carencias, su sufrimiento,
sus confusiones tiránicas
y su desesperanza,

no ve ninguna estrella
lejana que brille,
ni prodigio como luz
en la noche.

Solo nosotros entonces
recordamos, descubrimos,
aun podemos preocuparnos
por lo humano.

                                         de Calendar, 1968

                   Trad. Jorge Ordaz