martes, 14 de enero de 2014

EZRA POUND





COITO

Los dorados falos de los azafranes
                          se confían al aire de la primavera.
Aquí yace la nada de los dioses muertos,
pero una procesión de festival,
una procesión, Oh Giulio Romano,
adecuada para habitar en tu espíritu.
Diana, tus noches están sobre nosotros.


El rocío está sobre la hoja.
La noche a nuestro alrededor es incansable.



IN EXITUM CULUSDAM


                                      En la partida de cierta persona.

“¡Los tiempos que corren son amargos”Oh,todo
                eso está muy bien,

pero,¿dónde está el viejoamigoquenohayadecaído,
o negado su saludo cuando tú, antes que él,
         conquistaste la fama?

Conozco tu círculo y puedo decir con justicia
lo que has conservado y lo que has dejado atrás:
conozco mi círculo y sé muy bien
cuántos rostros he olvidado.