jueves, 23 de enero de 2014

CHARLES BERNSTEIN


Charles Bernstein y Robert Creeley, Buffalo, Abril 2003



EN UN MUNDO AGITADO COMO ÉSTE


No hace mucho, o acaso lo soñé
o lo inventé, o de pronto le perdí
la pista al tren en el abracadabra
de días que se esfuman; no, si doblo
esta vuelta a la esquina, llego a ella
desde tres lados a la vez, o boto
el balón contra todos los videntes
adormilados —bueno, pueden verlo
sus propios ojos, que no hay nada bajo
mi manga, o noten cómo hasta las rocas
se quiebran a presión. Cuanto más andes
en una dirección, tanto más lejos
tendrás que seguir antes que el retorno
se vuelva enteramente indivisible.


                                                           Trad. Enrique Winter