lunes, 16 de diciembre de 2013

VIC CHESNUTT


VIC CHESNUTT, El filósofo del porche trasero


VIC CHESNUTT

El filósofo del porche trasero

                                                     Por Nando Cruz




ENRIQUE PARMA




CORPUS DOMINE


Los años no han traído paz a mi espíritu.
La naturaleza me fue limitando y he aprendido a disimular.
Mis hijos sólo han servido para repetir la carne
y con sus nombres alguna pasión.
En mi boca ajada muy pocos se detienen:
Julia Farnese, Alfonso, Cesare,
la sombra de mi padre como un dios.
Dicen que han muerto.
Yo los imagino perdidos en laberintos de sedas y mármol.
Cada día se convirtió en la víspera del pasado,
pero sé que esta trampa estéril llega a su fin.
Roma y sus palacios me reclaman.
Como el veneno hábil de los míos
mi huella filtrará estos muros y la ciudad severa
para que otros continúen mi sueño.
Ferrara, feudo estense,
Convento de las Clarisas del Señor,
su tumba sólo recibirá mi cuerpo


          -------------------------------


(Días de Junio de 1979)

Now is the winter of our discontent
                                      W. S.
                                 (Ricardo III)


REGIMIENTO DE PATRICIOS


La mañana azul recortaba nuestros uniformes verdes.
Tu perfil de mujer fue una mancha imposible
del mundo exterior.
Llevabas los ojos vendados.
Con nuestras espaldas formamos un pasillo
para no ver a la novia de manos atadas.



INSTRUCCIÓN MILITAR


La mira sobre el blanco,
el disparo
debía sorprender el movimiento
del dedo en el gatillo.
Supimos tarde
que nuestras balas
también atravesaban
cuerpos,
que algunos meses antes
habían encontrado
su tumba
en las paredes de tierra
del polígono de tiro.

Entonces el disparo
habrá sorprendido
un corazón de pájaro.
Entre los árboles,
Una topadora
acomodó muertos,
emparejó el polígono.
Y cada final fue diferente,
distintos los ángulos,
diversos los testigos.

                                       De Recolección de superficie, 
                                       Ediciones del Copista, 2007