viernes, 16 de agosto de 2013

GEORGE OPPEN





EL NIÑO DE UN EXTRANJERO

Un gorrión en la calle adoquinada,
pequeño gorrión redondo y dulce,
el pájaro de Chaucer-

.. .. .. .. .. .. .. . o si una hoja
brilla entre otras hojas, entre las hojas
de la temporada-

.. .. .. .. .. Los pies del gorrión
los pies del niño del gorrión toca
la piedra desnuda.



PRODUCTO

No hay nada tan bello en Nueva Inglaterra como los botes.
Cada uno, incluso la pintura blanca
sumergiéndose en cada ola en cada momento
anclados, un mástil
y aparejándose firmemente una parte
lozanos de las secas herramientas
y de las secas manos de Nueva Inglaterra.
La proa se encumbra, encuentra las olas
que el casco acepta. Una vez alguien
puso una palangana a flotar
y allí para que todos lo vean, para todos los niños,
incluso para los habitantes de Nueva Inglaterra
era embarcación. Lo que yo he visto
es todo lo que he encontrado: a mí mismo.



DESDE UNA FOTOGRAFÍA

Sus brazos alrededor mío -niño-
Alrededor de mi cabeza, abrazando con todos sus brazos,
Todos sus brazos como si yo fuera una amada y nativa piedra,
Una manzana en su mano -su manzana y su padre, y mi
nariz apretada
intensamente en el cuello de su abrigo de invierno. Ahí en la foto-
grafia

es un niño que es la rama
de donde caemos, donde podríamos ser zarzamora,
maleza, zarzamora en el invierno joven
con su nieve soplando ella debía haber pensado
fue nuestro para dárselo a ella.



PARTE DEL BOSQUE

Hay amantes que recuerdan que
El momento de luz de luna, iluminado
Instante-

Pero estar solo es estar perdido
Aunque el árbol, las raíces
Estén ahí

.. .. .. .. .. Es un roble: la palabra
Aterrante hablada al roble-

Los jóvenes están determinados por lo tanto a ser hombres.
Una botella de cerveza y una puerta cerrada
Los hacen hombres.

O automóvil-se acerca
Al pueblo para ser negociado
Por la gran máquina

Despacio, para la joven
Niños a mano. Ella es

Una familia. No es ternura, Dios sabe,
Esta niña de huesos largos-es un tipo de guerra
.. .. .. .. .. Una torre

En la periferia.

Después nuevamente el camino. La compañera
Del automóvil.


Traducciones de George Oppen por Francisco Leal

www.letras.s5.com/fl280307.htm