lunes, 22 de abril de 2013

NICANOR PARRA





Último Brindis


Lo queramos o no
sólo tenemos tres alternativas:
el ayer, el presente y el mañana.

Y ni siquiera tres
porque como dice el filósofo
el ayer es ayer
nos pertenece sólo en el recuerdo:
a la rosa que ya se deshojó
no se le puede sacar otro pétalo.

Las cartas por jugar
son solamente dos:
el presente y el día de mañana.

Y ni siquiera dos
porque es un hecho bien establecido
que el presente no existe
sino en la medida en que se hace pasado
y ya pasó...
como la juventud.

En resumidas cuentas
sólo nos va quedando el mañana:
yo levanto mi copa
por ese día que no llega nunca
pero que es lo único
de lo que realmente disponemos.


gracias Concepciòn Bertone

JUAN DESIDERIO




Tony murmura salmos en francés.
Su hija, veinteañera
y con paso de despiste
tiene una piedra atada al cuello
traída desde el fondo del mar.

Tony es medieval. Su flequillo, lento
dicen que su videncia
se da en forma de acertijo
y que a veces sangra por los ojos.

“Confesé mi velocidad de ángel
entre sus piernas, papá”
dice con mueca de porcelana china
sobredosis de pana negra
blusa atajo en el desierto.

Gimnasta ciega
agitando la explanada
con cintas color bordó


JD(Buenos Aires, 1962). Poeta.