viernes, 6 de diciembre de 2013

ROBERT SWARD




Todo por el día


Todo el día he escrito palabras.
Mi tema ha sido ése: Palabras.
Y estoy equivocado. Y las palabras.
Quemo
tres de sus páginas. Palabras.
Y la luna, la luz de la luna, a ella también
la quemo. Un poema queda.
Pero en las palabras, en las palabras,
en el fuego que ahora son palabras.
Me como las palabras que quedan,
y soy comido. Por nada,
por todo lo que no he hecho.

1964




La cometa


Todavía escucho a Tía Azul
después que no quiso bajar
de nuevo. Era papel del cielo, se fue arriba
muy alto para hacerla bajar. Al viento
le gustó mucho y ella era todo ruido
y el cielo al final de la cuerda.
Y la cuerda saltó de pronto,
y el cielo ni siquiera respiró,
pero estaba igual que siempre, lenta y cercana
azul lejano, como el pobre difunto Tío Azul.
Tío Azul se fue y yo no pude
pensar en su rostro. Y la cuerda cayó
lentamente por largo rato. Temía tirar de ella.

  


RS(Chicago, 1933). "Cuando Robert Sward llegó a Santa Cruz
en 1985, se convirtió instantáneamente en más nacionalmente
famoso poeta residente de la zona. Gracias a su poema "Uncle
Dog: El Poeta a las 9", el primero que haya sido publicado y que
sigue siendo un clásico, los escritores locales conocían el nombre
de Sward y le dieron la bienvenida como una celebridad. Desde
entonces ha prosperado aquí como un prolífico poeta, novelista,
periodista, profesor y, en los últimos años, editor de poesía de la
Semana Santa CruzStephen Kessler.