lunes, 2 de diciembre de 2013

RAÚL HENAO





LA EMBRIAGUEZ

Embriaguez mía, seto de violetas.
Bandada de pájaros
Anidando la arboladura
De mis cabellos.
Al filo de una cuba de hielo
Me acechas con mil promesas
Lengua de la imaginación.
Locura mía: copa de oscuridad.
Bautízame en el vino
Hadas de las cristalerías.
Desata esas bebidas ardientes
En un volcán de sabores.
Pendón de claridad, lucero en el bosque.



LEYENDO A LOS POETAS DE AL-ANDALUZ

Leyendo a los poetas de Al-Andaluz,
a los lenguaraces poetas Almorávides,
La esperaba en la cabaña del parque.

La tarde bruñida como una copa de plata
en la que los antiguos coperos
escanciaban el vino perfumado y muy dulce…

Ahora se ensombrecía al sonido melancólico
de la zampoña invernal,
entre la que apretaba sus labios
relamidos el viento.

La lluvia que desataba su dorada lengua
de loro en el vecino tejado,
ataba mis pensamientos con los lazos
y añagazas de la desesperación
Por la cita definitivamente incumplida.


RH, poeta y ensayista(Cali, Colombia,1944). Ha publicado
Combate del Carnaval y la Cuaresma (1973); La parte del león
(1978); El bebedor nocturno (1978); El dado virgen (1980); Sol
negro (1989); El partido del diablo, poesía y crítica (1989); El
virrey de los espejos (1996); La vida a la carta (1998); La belleza
del diablo (1999); La doble estrella, el surrealismo en Iberoaméri
ca(2008).