sábado, 21 de diciembre de 2013

ANA ARZOUMANIAN





La memoria ha sido tocada.

 Me convierto en este cuerpo ausente para hacerla aparecer, tomar su
lugar, no diferirla. Ahora sí, ahora.

 Las negras que recién entran a la fábrica, cuando van al baño, buscan
el pasador. Al no encontrarlo, piden una llave. Entornala, nomás, si 
nadie va a entrar.

 Yo no voy al baño de la fábrica.

 Deteneme.

 Tu semen actúa como esa técnica de los pintores renacentistas. El
trazo de una pintura temprana emergiendo debajo de una nueva sobre 
la borradura. Estar embadurnada

 me da cuerpo.

 Y yo escribiré las palabras que había sobre las tablas primeras que
quebraste.


                  ------------------------------------------


Sacar los cuerpos uno a uno, desvestirlos, limpiarlos, arrojarlos al río.

 Hoy supe que trabajás en un hospital de quemados. Algo ahí, se
conserva. Alguien te dice ahí, ésta es mi familia, quemada en Auschwitz 
el martes 8 de diciembre de 1942 a las nueve de la mañana. Vos, para 
no escuchar el chisporroteo de la carne, para no ver a los horneros 
derramar el aceite, el metanol. Vos, para no imaginarte los silbidos, para 
no ver el reguero de sangre marcando el camino de los vehículos que transportaban fusilados.

 Olor a quemado.

 Vos, para comprobar que están vivos, en cada cama, cada sala.
Después venís acá. Te sacás el guardapolvo blanco. No hay en el 
mundo cosa más impecable que la propia muerte. No es una ilusión lo 
que te vendo, es extirpar la corona y el labio menor, cortar los mayores; 
es la herida que se cierra por sí misma, que se adhiere. Este día a día del 
cirujeo compra para no ver. El fuego cruzado de lo que no tiene nombre. 
Si me encuentran el 8 de diciembre de 1942, cuelgan de mi cuello un sin 
nombre.

 Te volvés a poner el delantal como el amén del límite de la lengua.
Sólo borracho se puede aguantar este olor a quemado. Pagás para eso.
Pagás bien.

                                 De Cuando todo acabe todo acabará
                                 Ediciones Paradiso (Buenos Aires, 2008).