domingo, 29 de diciembre de 2013

PATRICIO FOGLIA

Resultado de imagen para PATRICIO FOGLIA




Won Tai


Después de varias jornadas de trabajo

las manos de los pescadores

terminan hinchadas, ásperas

como sogas de amarre.

-Antes tenía manos, cuando era un chico.

Ahora tengo patas de dragón, y mi esposa prefiere

que no trate de acariciarla, dice Won Tai, y se ríe.

Un pescador no pasa mucho tiempo en casa,

debe dedicar dos de cada tres días a su oficio.

Cuando por fin desembarca en el puerto

toma un ómnibus en la Terminal, y si tiene suerte

consigue un asiento y se duerme

en su cabeza se confunden

el andar del micro con el mar

la sirena de una ambulancia

con el quejido del pulpo

los motores de los autos con las poleas

enormes, arrastrando el cuerpo inerte del animal

hasta la cubierta del buque, bajo la lluvia.

                                              Inédito






sábado, 21 de diciembre de 2013

CLAUDIA MASIN





EL HILO


Esta mañana corrí como si ellos
vinieran detrás y ellos sonrieron
desde adentro. Mala soy
mala como la nena que cayó
desde un décimo piso por mirarse
demasiado en los espejos.
No era vanidad, no,
era terror apenas.
Desciendo de tu cuerpo
con mi oficio de boa no sé
qué hacer primero:
si tatuar una figura
que te muestre muriendo
allí en tu propio pecho, o desollar
despacio las piernas sonriendo,
o tal vez quemarte los pómulos y ensayar el gesto
de mamita en vigilia pero
quién te toca como lo hace
la única que te ama quién
sino la misma que te arrastra
y se va –asesina– con un rumor
de guerra, de arena, de alegría.




EL TIEMPO


Lugar: hospital de pueblo
a las dos
de la tarde.

El médico que me atiende se parece
–sospechosamente–
al médico kafkiano. Estoy
tan feliz de tener
mi propio médico rural.

Admiro en mi costado
la herida hermosa, los gusanos
como flores exóticas. escucho:
ha nacido con ella.

Una ronda de niños
arroja mi cabeza.
Parece una moneda
de cobre en el espacio
clarísimo en la tarde
sin sol.

–Hay una prenda para
quien la deje caer, aviso,
agitada por tanto vaivén.

Mientras circula de mano
en mano, mi boca apenas dice:

que lo hermoso se convierta
en horrible,
que lo horrible amanezca
belleza.

Bostezan
enfermeras y abuelas
a los pies de mi cama.
Son las dos de la tarde
desde hace cinco años.
Estoy aquí, ocupada en contar
el número de pasos
desde la puerta hasta mí,
el número de veces
que respiro en la noche.

La eternidad me observa,
incrédula, celosa.

                                   De Bizarría



ANA ARZOUMANIAN





La memoria ha sido tocada.

 Me convierto en este cuerpo ausente para hacerla aparecer, tomar su
lugar, no diferirla. Ahora sí, ahora.

 Las negras que recién entran a la fábrica, cuando van al baño, buscan
el pasador. Al no encontrarlo, piden una llave. Entornala, nomás, si 
nadie va a entrar.

 Yo no voy al baño de la fábrica.

 Deteneme.

 Tu semen actúa como esa técnica de los pintores renacentistas. El
trazo de una pintura temprana emergiendo debajo de una nueva sobre 
la borradura. Estar embadurnada

 me da cuerpo.

 Y yo escribiré las palabras que había sobre las tablas primeras que
quebraste.


                  ------------------------------------------


Sacar los cuerpos uno a uno, desvestirlos, limpiarlos, arrojarlos al río.

 Hoy supe que trabajás en un hospital de quemados. Algo ahí, se
conserva. Alguien te dice ahí, ésta es mi familia, quemada en Auschwitz 
el martes 8 de diciembre de 1942 a las nueve de la mañana. Vos, para 
no escuchar el chisporroteo de la carne, para no ver a los horneros 
derramar el aceite, el metanol. Vos, para no imaginarte los silbidos, para 
no ver el reguero de sangre marcando el camino de los vehículos que transportaban fusilados.

 Olor a quemado.

 Vos, para comprobar que están vivos, en cada cama, cada sala.
Después venís acá. Te sacás el guardapolvo blanco. No hay en el 
mundo cosa más impecable que la propia muerte. No es una ilusión lo 
que te vendo, es extirpar la corona y el labio menor, cortar los mayores; 
es la herida que se cierra por sí misma, que se adhiere. Este día a día del 
cirujeo compra para no ver. El fuego cruzado de lo que no tiene nombre. 
Si me encuentran el 8 de diciembre de 1942, cuelgan de mi cuello un sin 
nombre.

 Te volvés a poner el delantal como el amén del límite de la lengua.
Sólo borracho se puede aguantar este olor a quemado. Pagás para eso.
Pagás bien.

                                 De Cuando todo acabe todo acabará
                                 Ediciones Paradiso (Buenos Aires, 2008).  



lunes, 16 de diciembre de 2013

VIC CHESNUTT


VIC CHESNUTT, El filósofo del porche trasero


VIC CHESNUTT

El filósofo del porche trasero

                                                     Por Nando Cruz




ENRIQUE PARMA




CORPUS DOMINE


Los años no han traído paz a mi espíritu.
La naturaleza me fue limitando y he aprendido a disimular.
Mis hijos sólo han servido para repetir la carne
y con sus nombres alguna pasión.
En mi boca ajada muy pocos se detienen:
Julia Farnese, Alfonso, Cesare,
la sombra de mi padre como un dios.
Dicen que han muerto.
Yo los imagino perdidos en laberintos de sedas y mármol.
Cada día se convirtió en la víspera del pasado,
pero sé que esta trampa estéril llega a su fin.
Roma y sus palacios me reclaman.
Como el veneno hábil de los míos
mi huella filtrará estos muros y la ciudad severa
para que otros continúen mi sueño.
Ferrara, feudo estense,
Convento de las Clarisas del Señor,
su tumba sólo recibirá mi cuerpo


          -------------------------------


(Días de Junio de 1979)

Now is the winter of our discontent
                                      W. S.
                                 (Ricardo III)


REGIMIENTO DE PATRICIOS


La mañana azul recortaba nuestros uniformes verdes.
Tu perfil de mujer fue una mancha imposible
del mundo exterior.
Llevabas los ojos vendados.
Con nuestras espaldas formamos un pasillo
para no ver a la novia de manos atadas.



INSTRUCCIÓN MILITAR


La mira sobre el blanco,
el disparo
debía sorprender el movimiento
del dedo en el gatillo.
Supimos tarde
que nuestras balas
también atravesaban
cuerpos,
que algunos meses antes
habían encontrado
su tumba
en las paredes de tierra
del polígono de tiro.

Entonces el disparo
habrá sorprendido
un corazón de pájaro.
Entre los árboles,
Una topadora
acomodó muertos,
emparejó el polígono.
Y cada final fue diferente,
distintos los ángulos,
diversos los testigos.

                                       De Recolección de superficie, 
                                       Ediciones del Copista, 2007

viernes, 13 de diciembre de 2013

CARLOS ETXEBA


Carlos Etxeba, autor de "Las cuatro perlas rosadas de bengala"


DE REPENTE LAS GOLONDRINAS


Las termitas en las nubes
rasgaron de repente el telón del firmamento.
Hicieron una grieta enorme en el otoño amoratado
y de la jaula del viento se escaparon todas las golondrinas.

Con sus levitas ceremoniales
las invitaron a los palacios del sur
donde hay pasteles colgados de las nubes
y  caramelos de fresa en las sombras del jardín.

Se quedaron tristes los parques y los patios,
las avenidas y las rotondas, los tejados y los balcones,
los ojos de los niños y las flores.

Escribieron en el aire
una carta de despedida en un idioma extranjero.
La firmaron los saltimbanquis del aire
con exhibiciones de saltos mortales y piruetas de despedida
en el columpio del viento.

Por la emoción y las prisas
se olvidaron las maletas en un rincón de la estación.

Volverán a recogerlas.
cuando les invite el sol
con sus levitas ceremoniales
al palacio de verano,
donde hay bombones colgados
de los rayos de la luna
y una tarta de merengue en la mejilla del sol.

La carta de despedida se perdió
en un arcón de la estación
de los que guardan recuerdos
y declaraciones de amor.                                                             


Carlos Etxeba es poeta, pintor, actor, autor dramático y
políglota. Nació en Bilbao en 1929.

JUAN CARLOS MOISÉS





ESE OTRO BUEN POEMA


Mi amigo Blaise Cendrars decía
soy un mal poeta
y creo que también yo soy un mal poeta
no puedo escribir un buen poema uno
que valga por todos los que he escrito
por todos los que escribiré
no puedo no puedo
se lo repito a mi mujer a la hora de cenar
cuando estamos juntos
y ella me calma me hace pensar
con su alegría en ese buen poema que aún
hay que escribir

mi amigo Blaise Cendrars no sabía ir
hasta el fondo de las cosas
y decía soy un mal poeta

 y yo también creo que hay que escribir aún
ese otro buen poema

                                de Ese otro buen poema



Juan Carlos Moisés(Sarmiento, Chubut, 1954). Es poeta, director 
teatral y dramaturgo. 

DANIEL MONTOLY


Mi foto


EL COLOR DEL VIENTO FRÍO

Viento frío
que has llegado para verme/ hallazgo introspectivo/
que en la noche
viene a abrazar a mi almohada/
yo siento su carne transparente ahogarme,
como maremotos/ como una lanza
que penetra en mi costado. /
Viento frío/que sobre mi cuerpo estornudas/
espantando el polvo acumulado/
por soñar que sueño vivo
en ese sueño, que los muertos/
no han soñado. /



10:23 AM

          Los muertos siguen a los vivos como sombras.
                                                        Bei Dao.

Al atardecer, crepúsculo entre la vida y la muerte
se sobrecoge en el transitorio miedo
con la monótona predisposición
de los jubilados.

Notan que los perros del vecino no ladraron hoy
como de costumbre.

-A las 10: 23 am
cubren el espejo con un paño blanco
colocan pétalos
de rosas rojas en las sábanas.

Dos copas vacías
ofrecen como testimonio
que, la muerte y el amor
hacen partes de la misma película
-arriban siempre por sorpresa.

Al amanecer, los pétalos lucen marchitos,
los perros aúllan ante el paso del cortejo fúnebre
que rompe con la memoria
confiscada a los muertos.



DOS BOLEROS NOCTURNOS

I

Bailamos
con los ojos puestos
en el pasado.
Ella era hermosa en la penumbra
cuando dió tres pasos
hacia su cuerpo
y la música me empujó
a la otra orilla.

II

El olor tibio
de aquellas manos
sobre mi boca;
el vaivén del flujo
que impulsa a lo desconocido,
que una vez
aprehendido, por el tacto
se hace carne, sustancia
que absorbe luz
en movimiento.





Daniel Montoly (Montecristi, República Dominicana, 1968)
estudiante de la carrera de derecho en la Universidad Autó
noma de Santo Domingo (UASD). Algunos de sus poemas
han sido traducidos al rumano, portugués, inglés y alemán.
Colabora activamente con diversas publicaciones literarias y
dirige el blog elwrongside de literaturatura hispanoamericana.