viernes, 25 de octubre de 2013

WILLIAM AGUDELO MEJÍA





Ante la ventanilla


Las manos de la muchacha del Banco de
América bajo las rejillas de neón sin
sangre manos-de-muerto las uñas
gotas de sangre coagulada los billetes
girando como las aspas de un abanico
eléctrico certero el índice en las teclas
de la sumadora (el pico de la gallina
en los granos de maíz) el dedo
lengua de perro tomando agua de
la esponjilla la yema sombreada de
tinta o mugre qué sé yo el fajo
golpeado de canto contra el mármol mientras
el cara-de-doverman del revólver
te mira despacio desde
tus sandalias hasta la colita
de tu desteñida boina azul


WAM(Bolombolo, Antioquía, Colombia, 1943). Músico, escultor 
poeta autodidacta, se radicó en Nicaragua en 1966. Allí colaboró 
con Ernesto Cardenal en la fundación de la comunidad religiosa de 
Solentiname. Publicó el libro-diario Nuestro lecho es de flores, tra
ducido al alemán y al inglés, dos libros sobre la Revolución Nicara
güense y numerosos poemas en revistas y diarios.