sábado, 26 de octubre de 2013

MARTÍN ARAUJO




                             –Sí, ésta es la razón –dijo el Sombrerero
                             con un suspiro–. Siempre es la hora del té,
                             y no tenemos tiempo de lavar la vajilla
                             entre té y té.
                                                             Charles Lutwidge Dodgson


§

escucha las vías no muy lejos
el sol a través de la ventanita
las palabras de dios mochila
estampitas del destino en los oídos
cascabeleo
su cuerpo metal-sonoro
a través del cuerpo de los otros
con manos agarra la melena asida a su cintura
con manos su nalga aceitada
pelambre resbalo lozanía
mochila que brama
sin falta sin pena
otro sábado temprano
en el baño de constitución




                                    Estaba orgullosa de su porcelana, de su
                                    largo pitón, de su ancha asa; tenía algo
                                    delante y algo detrás: el pitón delante, y
                                    detrás el asa, y se complacía en hacerlo
                                    notar. Pero nunca hablaba de su tapadera,
                                    que estaba rota y encolada; o sea, que era
                                    defectuosa, y a nadie le gusta hablar de los
                                    propios defectos, ¡bastante lo hacen los
                                    demás!                                               
                                                          Hans Christian Andersen


§

mensajes de amor
prolongación de la pared en carne
en puerta un tatuaje de rocío
rosa-rojo-verde los ojos
ajedrez entre camisa jean borcegos
ciego el tanteo el olfato
rebaba lavandina almizcle
dinámica de los objetos las leyes de la física
todo se taja se arroja se suspende
en la lógica mengitorial
todo cuerpo es planeta estrella
antes de estallar




                                                       Soy una tetera pequeña y fuerte / Esta es mi
                                                       asa / Este es mi pico // Cuando tengo todo
                                                       me empaño / Y me escuchan gritar: /
                                                       ¡Vuélquenme / Desahóguenme ya!

                                                                                                        Stephen King


§

dónde juegan las niñas
en el patio de qué casa
toman la merienda -eso sé
zurcen para afuera
líricas y medias las niñas
dónde juegan
van al cine -es cierto
los sábados de continuado
tiran-cartas chusmean
hacen tajo la sonrisa
bombacha tatuaje
dónde juegan las niñas
parece ya no
en las tazas de té


                                                de memorias del salón de té


Martín Araujo (Morón, Buenos Aires, 1983) es escritor, periodista,
músico, licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UBA, docente, 
herrero. Publicó Cantata(2008) y participó de la antología Vidas Posibles 
(Eudeba, Bs. As., 2000). Co-editó la revista la piel (2002-2004) y colaboró 
en diversos medios del país. Reseña en www.revistalamasmedula.com.ar/
Reside en Córdoba.