jueves, 17 de octubre de 2013

MARCO ANTONIO CAMPOS






¿QUIÉN LEERÁ MIS VERSOS?

                                 Quem sabe quem os lerá?
                                     Quem sabe a que maôs irâo?

                                         Alberto Caeiro, O guardador de rebanhos



¿Qué será de mis versos? ¿Quién los leerá?
Pronto me iré, y así será, y me iré ¿y qué pasa?
Me he resignado a irme, como me resigno
a los dolores de la tendinitis, a los cólicos          
que arquean el cuerpo y a la mala circulación.
Qué importan las novelas, los cuentos,
las crónicas o ensayos ¿pero mis versos?
Si en el futuro alguien los lee, tal vez perciba
que los escribí con la llama del sol en la hoguera del mediodía
sobre los girasoles, con los matices múltiples
del púrpura y del violeta en la disminución del crepúsculo,
con el grito doloroso del tigre lanceado
en el momento de fallar la red,
con gotas de sangre del pecho de las golondrinas
que no lograron completar el vuelo.


Marco Antonio Campos (México, D.F., 1949). Poeta, narrador,
ensayista y traductor. Ha publicado en poesía: Muertos y dis
fraces(‘74), Una seña en la sepultura (‘78), Monólogos(‘85), 
La ceniza en la frente (‘79), Los adioses del forastero (‘96) 
Viernes en Jerusalén (‘05). Su poesía en un solo tomo: El 
forastero en la tierra(1970-2004).